Marzo 26, 2013

“Fue una prueba de madurez de los jugadores, lo trabajamos y sufrimos hasta el final”: Del Bosque

"Lo importante eran los tres puntos y la prueba de madurez que los jugadores han dado. Han sido días incómodos ante la posibilidad de estar a cinco puntos de Francia y los jugadores han dado una prueba de madurez", aseguró el seleccionador.

"No se han precipitado para querer ganar a la tremenda. Han ganado siendo lo más ortodoxos posibles, podía haber sido un resultado más amplio, pero hemos trabajado y sufrido hasta el final", agregó.

Del Bosque recalcó que el triunfo se produjo con las señas de identidad de la selección española.

"Estamos muy contentos con estos tres puntos que nos ponen en buena situación y lo hemos hecho con nuestro propio estilo que no debemos cambiar, porque nos va bien", afirmó.

El seleccionador destacó el buen comportamiento de los poco habituales, como el portero Víctor Valdés o el lateral derecho Nacho Monreal, autor del pase del gol de Pedro.

"Tenemos un cuerpo de equipo importante, bastante habitual, estable, y los que vamos metiendo van cumpliendo con su tarea. Uno de los mayores problemas como seleccionadores es dar cabida a muchos que se lo merecen y que no podemos", dijo.

Del Bosque indicó que el partido fue "una batalla en el centro del campo" y aseguró que el partido se pareció algo al de octubre pasado en el Vicente Calderón.

"El fútbol tiene curiosidades. Tanto aquí como en el Calderón cuando Francia ha jugado más ordenado es cuando mejor hemos jugado nosotros. En el segundo tiempo de Madrid, cuando estuvieron más sueltos, menos atados, es cuando más problemas nos crearon. El orden fue malo para ellos y el desorden, en aquella ocasión fue bueno para ellos", dijo.

El técnico se mostró satisfecho del juego de España con el balón, "de la seguridad con la pelota, la circulación del balón y de haber encontrado a los delanteros", algo que no se vio en el duelo contra Finlandia del pasado viernes.

Del Bosque no quiso comentar el penalti que Pedro reclamó a Lloris en la primera parte porque dijo que no pudo ver desde el banquillo.

Pese al triunfo, que coloca a España un punto por encima en la clasificación por el Mundial, el seleccionador indicó que la clasificación no está lograda.

"Quedan tres jornadas que podemos tener pinchazos, al igual que Francia. No podemos dar por ganados los tres partidos. Francia tenía hoy una posición muy ventajosa y ahora la cosa ha cambiado", dijo.