Septiembre 9, 2013

Inglaterra y Ucrania se juegan en Kiev un partido decisivo para el Grupo H

La selección balcánica dejó el camino despejado al empatar el viernes con Polonia (1-1) y descender al segundo lugar del grupo, empatada a puntos con Inglaterra pero con un partido menos que británicos y ucranianos. 

Poco más de un año después de su dolorosa eliminación en los penaltis de los cuartos de final de la Eurocopa a manos de Italia, los ingleses regresan al Estadio Olímpico de Kiev dispuestos a quitarse el mal sabor de boca que les dejó aquel duelo.

El conjunto de Roy Hodgson se enfrenta a su primer reto serio en medio año tras batir el viernes a Macedonia, un equipo que ocupa el puesto número 123 del ránking de la FIFA y que podría haber recibido más goles de los cuatro que terminó llevándose en Wembley (4-0).

Desde el empate a uno ante Montenegro el pasado marzo, Inglaterra solo ha disputado choques amistosos o poco exigentes, por lo que los ucranianos son una verdadera prueba de fuego para los de Hodgson, que ve en las lesiones su principal problema de cara a este martes.

Tres de sus delanteros están descartados: Wayne Rooney ha quedado fuera por una herida en la frente, Daniel Sturridge tiene molestias en los abductores y Danny Welbeck quedó suspendido por acumulación de tarjetas amarillas el pasado viernes.

El técnico inglés podría recurrir al delantero del Southampton Rickie Lambert, que ha disputado tan solo dos encuentros internacionales pero que cuenta sus participaciones por goles hasta ahora.

Por su parte Ucrania, actualmente tercera clasificada pero con un punto menos que los dos primeros del Grupo H, puede arrebatar a Inglaterra el primer puesto si gana el martes.

"El enfrentamiento con Inglaterra es el más decisivo de todo el ciclo clasificatorio para el Mundial. (...) Hay que hacer todo lo posible para ganar y encaramarse al primer lugar en el grupo", dijo a la prensa el capitán de la selección ucraniana, Anatoli Tymoschuk.

Tras endosarle el pasado viernes nueve goles a la débil selección de San Marino, el delantero Yevhen Seleznyov advirtió de que no habrá valido de nada la victoria si no se gana también al conjunto inglés y agregó que Ucrania no puede jugar un fútbol abierto con una de las selecciones más fuertes del continente.

"No creo que nos tengamos que conformar con el empate, sólo nos vale la victoria, porque jugamos en casa, con el apoyo de nuestras gradas", dijo el delantero del Dnipro.

Justo hace un año, el 11 de septiembre de 2012, Ucrania logró un más que digno empate (1-1) en el legendario estadio de Wembley, en un partido en el que la selección ucraniana fue por delante durante todo el encuentro hasta que los ingleses pudieron igualar el encuentro gracias a un penalti en el minuto 87.

"¿Han cambiado los ingleses en un año después de nuestro partido en Wembley? A esta pregunta responderá el partido en Kiev", apuntó Seleznyov.

Otro delantero del conjunto ucraniano, Andriy Yarmólenko, advirtió que la lesión de la estrella de los ingleses, Wayne Rooney, no es motivo para relajarse.

"Debemos fijarnos en nuestro equipo y salir al campo a por los tres puntos. Debemos ganar gracias al colectivo, la unidad y el apoyo de los aficionados", afirmó Yarmólenko.

Mientras, la llegada de los aficionados ingleses a Kiev no pasó desapercibida después de una pelea con navajas entre una decena de éstos y una veintena de seguidores locales, según informó el Ministerio de Interior ucraniano.

Tres ciudadanos británicos -de 19, 22 y 23 años- resultaron heridos y fueron atendidos en un hospital, aunque luego rehusaron poner la correspondiente denuncia en la policía.


Alineaciones probables:


Ucrania:
Pyatov; Fedetskiy, Tymoschuk, Rakitskiy, Gusev; Rotan, Edmar; Yarmólenko, Garmash; Konoplyanka y Seleznyov.


Inglaterra:
Hart, Walker, Cole, Baines, Jakielka, Gerrard, Walcott, Lampard, Wilshere, Milner, Lambert.


Árbitro:
Pedro Proença (Portugal)


Lugar:
Estadio Olímpico de Kiev.


Hora:
10:45 am.