Octubre 10, 2013

España enfrenta a Bielorrusia con humildad

El empate cedido ante Finlandia en El Molinón, en el último encuentro disputado por la selección en terreno español, es el ejemplo que no para de citar a sus jugadores Del Bosque. Frente a Bielorrusia espera un planteamiento similar. Un rival que saldrá a defenderse, encerrado en su terreno, con diez hombres por detrás del balón y el contragolpe como única arma. 

En Gijón España dominó y perdonó ocasiones. Acabó levantando el pie con un solo gol de ventaja y lo pagó caro. El empate unido al cedido en el tiempo añadido ante Francia, le hizo ir a una verdadera final en París. Superada la prueba, llega la hora de poner el broche a la clasificación al Mundial 2014 para intentar defender el título en Brasil. Necesita cuatro de los seis últimos puntos en juego.

Y lo comenzará haciendo España obligada a mejorar sus resultados de local, tras esos dos empates cedidos que ha corregido con pleno de triunfos a domicilio. Con Del Bosque midiendo los momentos por los que atraviesan sus jugadores y unas molestias musculares de Andrés Iniesta que pueden permitir reservar a uno de los referentes del equipo, para un partido especial para él en Albacete el próximo martes ante Georgia.

La suplencia de Iniesta, que tampoco jugó en la ida en Minsk, permitiría a Del Bosque a premiar el momento de Koke Resurrección. El atlético hizo el esfuerzo en Helsinki de jugar de lateral derecho en una situación extraña en la que sufrió. Frente a Bielorrusia todo indica a que estará en el centro del campo escoltado por Sergio Busquets y junto a Xavi Hernández.

El seleccionador español medita apostar por la figura de falso nueve que tan buen resultado da con Cesc Fábregas. En los extremos David Silva y Pedro Rodríguez, el gran protagonista del único precedente de un España-Bielorrusia, cuando la Roja goleó en Minsk (0-4) con el primer 'hat-trick' del futbolista isleño como internacional. Jugadores como Michu o Alberto Moreno, esperarán su momento de debutar en el banquillo.

De los 23 convocados por el seleccionador Vicente del Bosque, una docena fueron despertados en la madrugada de este jueves en La Ciudad del Fútbol de Las Rozas, para ser sometidos a un control antidopaje.

Antes del amanecer, agentes de la Agencia España de Protección de la Salud en el Deporte se presentaron en la residencia de La Ciudad del Fútbol donde descansaban los internacionales, para realizar un control antidopaje a doce de ellos.

Provocó la queja a través de las redes sociales de uno de los jugadores que le tocó someterse al control, Cesc Fábregas. "Control antidoping a las 6 de la mañana y yo sin poder ir al baño. Hacerlo un día antes de partido... increíble. Mucho sueño", escribió junto a una foto en la que mostraba su cansancio.

Tras el madrugón, los internacionales españoles abandonaron a La Ciudad del Fútbol de Las Rozas para dirigirse en el autobús del equipo al aeropuerto de Barajas, donde una hora después partieron en avión rumbo a Palma de Mallorca.

Mientras, la selección de Bielorrusia afronta el partido ante España sin ninguna presión, ya que es última del Grupo I, y con el único aliciente de enfrentarse a la todopoderosa campeona del mundo y de Europa.

Los bielorrusos viajaron a Mallorca con tres bajas importantes, entre las que destaca Alexandr Hleb, futbolista que militó en el Barcelona donde las lesiones le impidieron triunfar en el equipo entonces dirigido por Pep Guardiola. Es el referente de su selección.

Hleb recibió la segunda tarjeta amarilla en el último partido de clasificación mundialista disputado en Minsk ante Francia (2-4), por lo que ha tenido que quedarse en casa. En ese partido, tuvieron ante las cuerdas a los galos y sirve de referencia para lo que puede esperar España.

Pese al calvario de lesiones que sufrió durante varios años y el hecho de que estuvo apartado de la selección durante algún tiempo, Hleb, de 32 años, sigue siendo el faro del equipo bielorruso. Su lugar lo ocupará previsiblemente el brasileño nacionalizado bielorruso, Bressan, el futbolista más técnico del equipo y que milita ahora en el Alania ruso.

Además, también serán baja dos de los compañeros de Hleb en el Baté, el centrocampista Olejnóvich y el defensa Poliákov, ambos por lesión. Bielorrusia, que suma sólo cuatro puntos, es colista del grupo I de clasificación para el Mundial de Brasil, con 4 goles a favor y 14 en contra. Su seleccionador, Gueorgui Kondrátiev, ha intentado introducir sangre nueva en el equipo, pero no ha logrado mejorar el rendimiento de una selección que nunca se ha clasificado para un torneo internacional de naciones.


Alineaciones probables:


España:
Casillas; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Monreal; Busquets, Xavi, Koke; Silva, Villa y Cesc.


Bielorrusia:
Veremko; Filipenko, Martynovich, Verkhovstov, Bordachev; Tigorev, Bressan, Dragun, Kalachev; Balanovich o Putsila y Rodiónov.


Árbitro:
Ivan Bebek (CRO).


Estadio:
Son Moix.