Octubre 10, 2013

Alemania quiere sellar su pase matemático al Mundial frente Irlanda

Se trata del último paso de una eliminatoria en la que Alemania ha ganado todos sus partidos menos uno, que se saldó con 4-4 ante Suecia. Aquel duelo todavía genera discusiones puesto que Alemania estuvo por delante 4-0 en el marcador y desfalleció en la última media hora ante una gran remontada sueca. 

Para muchos, ese encuentro fue el reflejo de las dificultades que tiene Alemania en defensa, que contrastan con su potencial ofensivo. Sin embargo, el delantero Thomas Müller decidió sacar una enseñanza positiva de aquel compromiso.

"Ahora cuando vayamos ganando holgadamente nos acordaremos de ese partido y no volveremos a relajarnos nunca", dijo Müller.

El cuadro germano afrontará el encuentro con bajas importantes, como las de los delanteros Mario Gómez y Miroslav Klose, que ponen al seleccionador Joachim Löw ante la disyuntiva de optar por Max Kruse o de experimentar con un falso nueve, que podría ser Müller.

También son baja Marco Reus, los mellizos Lars y Sven Bender, Lukas Podolski, Ilkay Gündogan y el lateral izquierdo Marcel Schmelzer.

Por su parte, la República de Irlanda, en su primer partido desde la marcha el pasado mes del italiano Giovanni Trapattoni, se enfrenta a Alemania bajo la dirección de un seleccionador interino y con la vista puesta ya en un futuro más allá del Mundial de Brasil.

Sólo un milagro de los hombres que dirige provisionalmente Noel King, técnico de la selección irlandesa sub-21, podría aupar al combinado verde hasta la segunda posición del grupo C que da acceso a la repesca y que ahora ocupa Suecia.

En todo caso, King ha declarado que considera este partido "importantísimo", una cuestión de "orgullo profesional", y espera que no se repita el correctivo que los teutones infligieron a la Irlanda de Trapattoni en Dublín en octubre del pasado año (1-6).

Su capitán y máximo goleador histórico, Robbie Keane, podría perderse el encuentro por lesión, aunque se cree que estará listo para el martes ante Kazajistán. Por ese motivo, King no le ha dado permiso para regresar a la disciplina de su equipo, como quería el propietario de Los Ángeles Galaxy de la liga estadounidense.

Tampoco podrán participar en el choque ante Alemania por sanción los centrales habituales John O'Shea y Richard Dunne, a los que podrían sustituir Ciaran Clark y Sean St. Ledger.

En el ataque se ha caído a última hora Jon Walters, si bien King ha repescado para la causa al delantero Anthony Stokes, uno de los olvidados por Trapattoni a pesar de las buenas actuaciones que está cuajando con el Celtic de Glasgow.

Para la media, el técnico interino también ha marcado distancias con el fútbol conservador y aguerrido del italiano al recuperar a centrocampistas de toque como Andy Reid o Darron Gibson.

Aunque Irlanda aún puede acceder matemáticamente a la segunda posición, todo pasa por una victoria este jueves en Colonia ante los líderes y ante Kazajistán el martes, mientras que Suecia debería a su vez perder los dos encuentros que restan ante Austria y Alemania.

Incluso si se dieran esos resultados, Austria debería después caer derrotada en casa de las Islas Feroe para que se produjera un triple empate en la segunda posición, que se decidiría por diferencia de goles, caso en el que Irlanda también lleva las de perder.


Alineaciones probables:


Alemania:
Neuer; Lahm, Mertesacker, Boateng, Jansen; Schweinsteiger, Khedira; Müller, Özil, Draxler; y Kruse.


Irlanda:
Forde; Coleman, Clark, St. Ledger, Wilson; Whelan, Pilkington, McCarthy, Green, McClean; Long.


Árbitro:
Serge Gumienny (BEL).


Estadio:
Reinh Energie de Colonia.