Octubre 23, 2013

México inició entrenamientos con miras al repechaje contra Nueva Zelanda

Los entrenamientos comenzaron sin atacante argentino de nacimiento pero nacionalizado mexicano Lucas Lobos, quien adujo una situación personal, según un comunicado de su equipo, el Tigres.

El ‘tri', que enfrentará a los neocelandeses en una serie de ida y vuelta entre el 13 y el 20 de noviembre, tendrá en Herrera a su cuarto seleccionador en el camino hacia Brasil, tras cumplir una mala campaña en la zona de la Concacaf.

Al caer en la repesca, los máximos directivos del fútbol mexicano decidieron que el América cediera a la mayoría de sus titulares y a su entrenador para intentar salvar el cupo al Mundial.

"Venimos a clasificar a México. Tenemos muy claro el objetivo, así que venimos a conseguirlo", declaró a la prensa mexicana el defensa del León Rafael Márquez, después de la práctica en Ciudad de México.

Tras la serie con Nueva Zelanda, y sin importar el resultado, Herrera volverá al América para trabajar en las finales del torneo local, mientras los directivos deciden a principios de diciembre el futuro de la selección.

"Estamos pensando en la selección y la preparación para estos dos partidos que serán importantes para nosotros", declaró el defensa del América Francisco Rodríguez.

La primera práctica de Herrera como seleccionador se llevó con 21 jugadores, diez procedentes del América y once de otros equipos.

El América será la columna vertebral de la selección con el guardameta Moisés Muñoz y los jugadores Juan Carlos Valenzuela, Francisco Rodríguez, Paul Aguilar, Miguel Layún, Adrián Aldrete, Juan Carlos Medina, Luis Ángel Mendoza y Jesús Molina y el delantero Raúl Jiménez.

El León cedió cuatro de sus figuras: Rafael Márquez, Edwin Hernández, Carlos Peña y Luis Montes y el grupo se completa con Jesús Corona, del Cruz Azul; Miguel Herrera Equihua, del Pachuca; Jesús Escoboza y Oribe Peralta, del Santos, y Aldo De Nigris, del Guadalajara.

Rodrigo Salinas, del Morelia, e Hiram Mier, del Monterrey, llegaron a primera hora del miércoles a la concentración tras jugar anoche con sus equipos en las semifinales de la Copa MX.

La selección mexicana jugará el sábado 26 con el Altamira, de la Liga de Ascenso, y el lunes 28 viajará a San Diego, California, Estados Unidos, donde el miércoles 30 jugará un amistoso contra Finlandia.

El jueves 31 regresará a México y los jugadores tendrán descanso para volver el domingo 3 de noviembre para una semana de trabajo que tendrá su punto de trabajo más alto con un amistoso contra el Lobos BUAP, de la Liga de ascenso, el sábado 9 de noviembre.

El miércoles 13 de noviembre México recibirá a Nueva Zelanda en el partido de ida de la repesca y, al terminar el partido en el estadio Azteca, viajará a Wellington para la vuelta, que se jugará el 20 de noviembre.

Temas relacionados: