Noviembre 20, 2013

Polémica en Zagreb por grito fascista tras clasificarse para el Mundial

En la euforia tras el triunfo, Simunic se hizo con el micrófono del estadio "Maksimir" y exclamó un conocido lema de los "ustachis", los fascistas pro-nazi croatas de la Segunda Guerra Mundial. 

"Za dom" ("Por el hogar"), exclamó varias veces Simunic, a lo que miles de personas del público respondían con "Spremni" ("listos").

Ese era uno de los lemas de los "ustachis", que entre 1941 y 1945 lideraron el "Estado Independiente Croata", un protectorado de la Alemania hitleriana, y donde fueron asesinados cientos de miles de judíos, serbios, gitanos y disidentes políticos.

El presidente croata, Ivo Josipovic, representantes del gobierno y otras instituciones de Croacia pidieron este miércoles una reacción urgente de la Federación Croata de Fútbol (HNS) por ese incidente.

Josipovic calificó los gritos del jugador del Dinamo Zagreb como "completamente inapropiadas" e instó a la HNS a actuar "si desea mantener su autoridad".

También el ministro de Educación, Zeljko Jovanovic, pidió una "reacción urgente" por parte de los presidentes del Comité Olímpico Croata, Zlatko Matesa, y de la HNS, el exmadridista Davor Suker.

"Les pedimos información urgente acerca de vuestras reacciones y medidas que tomarán", señala un comunicado ministerial.

El propio Simunic -un australiano de origen bosnio-croata- trató de minimizar el incidente al explicar que "como croata nacido en el extranjero la palabra ‘hogar' la asocia con amor y calor, y no con odio y destrucción.

La fiscalía de Zagreb comunicó haber pedido de la policía un informe sobre los acontecimientos, para "decidir acerca de la posible infracción", ya que la legislación croata no prevé para ese tipo de desmanes responsabilidad penal.

El seleccionador croata, Niko Kovac, no quiso comentar sobre el incidente.