Octubre 14, 2013

Inglaterra recibe a Polonia para clasificarse al Mundial en un duelo con mucha historia

La victoria ante Montenegro el pasado viernes (4-1) asentó a los ingleses en el primer puesto del Grupo H, una posición que ya solo amenaza Ucrania, un punto por detrás de los de Roy Hodgson en la liguilla y que se mide a la débil San Marino.

En un estadio de Wembley en el que se espera a cerca de 18.000 aficionados polacos, Inglaterra tratará de mejorar el 1-1 que logró en Varsovia en octubre. Para esa empresa los de Hodgson no podrán contar con el defensa del Chelsea Ashley Cole, que ya se perdió el duelo con los montenegrinos y continúa recuperándose de una lesión de la zona de las costillas.

Su puesto lo cubrirá previsiblemente el defensor del Everton Leighton Baines, como ya ocurrió el viernes, mientras que Chris Smalling y Phil Jones, ambos del Manchester United, optan a reemplazar al sancionado defensor del Tottenham Kyle Walker en el lateral derecho.

El extremo Andros Townsend, de 22 años, que marcó un gol en su debut con la selección absoluta ante Montenegro y se erigió como una de las estrellas del partido, volverá a contar probablemente con la confianza del seleccionador.

Hodgson se mostró esta semana convencido de las posibilidades de su combinado para obtener la clasificación directa para el Mundial, si bien la segunda plaza del grupo todavía les permitiría obtener un pase para Brasil 2014 a través de una segunda ronda que se disputaría en noviembre.

"Debemos asegurarnos de que completamos el trabajo ante Polonia y estoy seguro de que lo haremos. Ellos están fuera de la carrera (por el Mundial) y no se juegan nada, pero no me los puedo imaginar levantando el pie del acelerador", afirmó Hodgson.

Polonia tiene como objetivo hacer un buen papel ante los numerosos aficionados que se van a reunir en Wembley. En Inglaterra y especialmente en Londres reside un elevado número de inmigrantes polacos, lo que hacía que hoy el rotativo londinense "The Independent" incluyese en su primera página una invitación (en idioma polaco) a que se sientan en casa mañana durante el partido.

El jugador polaco del Burussia Dortmund Jakub Blaszczykowski dijo que harán "todo lo posible para agradecer a los hinchas su presencia" y para ofrecerles un buen juego y resultado.

"Tenemos el honor de jugar en Wembley y eso es siempre un honor para nosotros", añadió Baszczykowski, quien fue uno de los polacos más destacados en el encuentro que disputaron el pasado viernes Ucrania y Polonia, en el que los polacos cayeron por 1-0 y dijeron adiós a cualquier opción de estar en Brasil 2014.

"Queremos que nuestros seguidores se diviertan, pero sabemos que no somos favoritos", ha asegurado otro de los polacos que militan en el Borussia, el delantero Robert Lewandowski.

La pobre actuación en esta fase ha puesto en la picota al entrenador polaco, Waldemar Fornalik, quien afirmó que todavía tiene contrato y que habrá que esperar hasta el partido con Inglaterra para valorar la situación.

En la cita de este martes Fornaik no podrá contar con Lukasz Szukala ni Pawel Wszolek.

Alineaciones probables:

Inglaterra: Hart, Chris Smalling o Phil Jones, Baines, Gerrard, Cahill, Jagielka, Townsend, Lampard, Sturridge, Rooney y Welbeck.

Polonia: Boruc; Jedrzejczyk, Jodlowiec, Glik, Wojtkowiak; Krychowiak, Mariusz Lewandowski; Blaszczykowski, Klich, Sobota; y Robert Lewandowski.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia)

Campo: Wembley.

Hora: 14.00