Junio 5, 2012

A Dinamarca no le preocupan las críticas y envía ministro a la Eurocopa

"Mi posición está clara, y también la del Gobierno. Y es que algo nuevo y trascendental debe ocurrir para que yo no esté el sábado (en el Holanda-Dinamarca que se jugará en Járkov)", aseguró Elbæk en declaraciones a la edición digital del periódico "Politiken".

Elbæk combinará la asistencia al torneo con reuniones políticas con distintos activistas y grupos de la oposición al régimen ucraniano, al que algunos países europeos han querido hacer un desplante por el caso de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, que cumple 7 años de cárcel por abuso de poder.

La primera ministra danesa, la socialdemócrata Helle Thorning-Schmidt, justificó horas después lo tardío de la decisión por el deseo de presionar al Gobierno ucraniano y la apoyó expresamente.

"Queremos evitar mezclar deporte y política, y por eso queremos que el ministro esté presente para respaldar a la selección danesa", dijo la primera ministra.

Thorning-Schmidt resaltó que ningún país de la UE tiene "dudas" de la posición danesa respecto a Ucrania, pero reiteró que se trata de una competición deportiva y que el fútbol es el deporte nacional, de ahí que sea lógico que las autoridades estén presentes.

Poder mostrar de forma directa su posición, manteniendo contactos con grupos opositores, puede ser más efectivo que no viajar, añadió.

La primera ministra recordó además que una postura similar se tomó hace cuatro años para los Juegos Olímpicos de Pekín, con el anterior Gobierno de derecha, ahora en la oposición, y que no recibió bien la noticia.

Así, el portavoz de Cultura del Partido Liberal, Michael Aastrup Jensen, la calificó de "absurda" y llamó a Elbæk a "entrar en razón", porque su presencia "legitima" un régimen que en su opinión viola los derechos humanos.

El conservador y ex ministro de Exteriores y de Cultura Per Stig Møller resaltó que la decisión pone de manifiesto la falta de acuerdo en el seno de la UE, cuya presidencia rotatoria ocupa precisamente este semestre Dinamarca.

"La población ucraniana sólo puede constatar que Dinamarca está presente y que por tanto quizás la UE no esté tan insatisfecha con lo que ocurre allí, pese a todo", dijo Møller.

Las críticas al Gobierno danés también le han llegado de su aliado externo, la coalición "rojiverde" Lista Única, que a través de un portavoz defendió que la mejor forma de señalar el desacuerdo con la política de Kiev sería no enviar a nadie.

Temas relacionados: