Junio 6, 2012

Alan Shearer no le tiene fe a la Selección de Inglaterra

"No nos veo ganando el torneo. Creo que es la primera vez que puedo recordar en la que acudimos a un campeonato sin grandes expectativas", afirmó Shearer el día en que el combinado de Inglaterra viaja a Cracovia, su base durante la primera fase de la Eurocopa.

Tras vencer a Bélgica el pasado sábado por 1-0 en Wembley en el último amistoso antes de la cita europea, la selección de los Tres Leones se prepara para debutar en Polonia y Ucrania el próximo día 11 frente a Francia, para jugar después frente a Suecia, el 15, y ante Ucrania, el 19.

"Llegamos al torneo con muchas lesiones, y ni siquiera teníamos entrenador hace un mes", lamentó Shearer acerca de un conjunto al que no ve compitiendo más allá de las semifinales.

El pasado 8 de febrero, a cinco meses para el comienzo de la Eurocopa, el italiano Fabio Capello revolucionó el conjunto inglés al renunciar de forma abrupta como seleccionador por discrepancias con la federación acerca de las medidas que debían tomarse contra el defensa John Terry, involucrado en un caso de presuntos insultos racistas.

La marcha de Capello abrió varios meses de especulaciones sobre el nuevo director de un banquillo que ocupó como interino Stuart Pearce y cuyo inquilino definitivo no se conoció hasta el pasado 1 de mayo.

El principal objetivo de Inglaterra en esta Eurocopa es limpiar la imagen gris que dejó en el último Mundial de Sudáfrica, donde cayó por 4 a 1 ante Alemania en los octavos de final, si bien las lesiones complicaron la situación para Hodgson antes de comenzar el campeonato.

La pasada semana abandonaron por problemas físicos la concentración inglesa dos de los pilares del centro del campo de Hodgson, el jugador del Chelsea Frank Lampard y el del Manchester City Gareth Barry.

Además, varios futbolistas del combinado de los Tres Leones sufrieron molestias los últimos días: el lateral Glen Johnson, con una infección en el pie, el delantero Danny Welbeck, que acarrea problemas en el tobillo, y el extremo Ashley Young, que salió tocado del amistoso ante Noruega el 26 de mayo.

Inglaterra tampoco podrá contar con el delantero del Manchester United Wayne Rooney en los dos primeros encuentros del torneo debido a la sanción por una tarjeta roja que vio en el partido de clasificación para la Eurocopa frente a Montenegro el pasado octubre.