Junio 6, 2012

Las tribunas estuvieron llenas durante el primer entrenamiento de España

'Unidos por un sueño'. Esa frase aparece en cada paso por las instalaciones del centro deportivo, con dos terrenos de juego, que acoge estos días al actual campeón de Europa y del Mundo. Llegó el martes al país y ya vive las primeras horas de su preparación para el inicio de su siguiente reto: la Eurocopa 2012.

'Desde Gniewino con ilusión, adelante España', se leía en uno de los fondos del terreno de juego, al que asistieron varios centenares de personas que abarrotaron la tribuna cubierta del terreno de juego, con pista de atletismo y con dos banderas gigantescas, una de España y otra de Polonia, en uno de los laterales del campo.

Los asientos estaban repletos; los aficionados más pequeños, algunos con la bandera de España pintada en la cara, observaban con admiración a los jugadores y los focos y los flashes de las innumerables cámaras del público apuntaban a los futbolistas para dejar un recuerdo imborrable del primer entrenamiento de España.

Los gritos de un grupo de animadoras, con pompones incluidos; algunas camisetas de España y del Barcelona, o varias réplicas del toro de 'Osborne', en el lado opuesto a la tribuna, completaban el escenario, con mucho más colorido en las gradas que en el cielo, porque el día surgió con nubes sobre el pueblo de Gniewino.

También había mucha expectación entre los medios de comunicación, con la presencia de 207 periodistas y cámaras en el entrenamiento: 93 de ellos españoles y 43 polacos, además de otros 71 internacionales, según los datos de la Federación Española de Fútbol. La zona preparada para la televisión estaba completa.

Enfrente, en lo alto, un imponente hotel, de cuatro estrellas y en el que se alojan cuerpo técnico y los 23 elegidos por el seleccionador Vicente del Bosque para la cita continental de este verano en Polonia y Ucrania, preside el complejo deportivo de Gniewino, donde España permanecerá concentrada durante el torneo.

Allí, donde la temperatura de este miércoles no superaba los quince grados y desde donde se desplazará a los partidos de la competición, los tres de la primera fase en Gdansk, en la costa norte de Polonia, a orillas del Báltico y a unos 70 kilómetros de Gniewino, continuará este miércoles con sus entrenamientos en la tarde, desde las 19.00 horas.