Junio 20, 2012

El gobierno inglés no acompañará a su selección en el juego ante Italia

Un portavoz de Downing Street señaló que el Ejecutivo que lidera el conservador David Cameron renuncia a asistir al Estadio Olímpico de la capital ucraniana debido a las "extendidas preocupaciones sobre la aplicación de justicia selectiva" en el país.

Como ya hizo en los tres encuentros de la fase de grupos del campeonato de Polonia y Ucrania, el Gobierno británico se sumó a la posición de otros países europeos que evitaron estar presentes en el torneo, debido a la situación de la encarcelada exprimera ministra ucraniana Yulia Timoshenko.

La líder opositora está en prisión por un delito de abuso de poder del que se declara inocente, un caso que enfrió las relaciones de Kiev con los países de la Unión Europea (UE), que consideran que su encarcelamiento se debe a motivos políticos.

Los Veintisiete demandan que Timoshenko pueda participar en las elecciones parlamentarias ucranianas previstas para octubre y varios Estados miembros de la UE se negaron a enviar representantes oficiales a la los encuentros en Ucrania de la Eurocopa mientras no sea liberada.

La canciller alemana, Angela Merkel, el mandatario francés, François Hollande, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, entre otros, anunciaron que no acudirán a ningún encuentro en territorio ucraniano, un boicot político al que se sumaron países como Holanda, Austria y Bélgica.

Tras concluir la primera fase del torneo como primera del grupo D, por delante de Francia, Ucrania y Suecia, Inglaterra se cruzará con Italia, segunda del grupo C, en los cuartos de un europeo cuya final se celebrará el 1 de julio en Kiev.