Junio 25, 2012

Así como sucedió con Francia, España quiere romper el maleficio con Portugal

La 'Roja' ya rompió el pasado sábado una estadística histórica frente a Francia, a la que nunca había superado en competición oficial hasta el último 2-0 en la ciudad ucraniana de Donetsk, y ahora tiene por delante otro reto contra Portugal, el rival con el que sufrió su derrota más reciente en el torneo continental.

Desde entonces, España no pierde un encuentro en la fase final de la Eurocopa, con diez partidos consecutivos invicto, resumidos en ocho triunfos y dos empates, antes de verse las caras con el equipo luso, con el que perdió hace ocho años, la última vez que se enfrentaron dentro del campeonato europeo, el 20 de junio de 2004.

En la tercera jornada de la fase de grupos de la Eurocopa de Portugal de aquel año, la selección española entrenada por aquel entonces por Iñaki Sáez fue eliminada con una derrota frente al anfitrión por 1-0. Nuno Gomes hizo el gol en el minuto 57 en el estadio José Alvalade de Lisboa.

En ese equipo estaban Iker Casillas, Xabi Alonso y Fernando Torres, que fueron titulares en ese encuentro, y Xavi Hernández, suplente en aquel choque. Los cuatros también están en la Eurocopa 2012, donde será su siguiente duelo ante Portugal, el tercero de la historia entre ambas selecciones en este torneo.

El otro data del 17 de junio de 1984. España fue subcampeona de aquella Eurocopa al perder la final contra la Francia de Michel Platini por 2-0. Antes, en la segunda jornada de la primera fase, en el estadio Velodrome de Marsella, empató a uno con la selección lusa, ambos en el grupo 2.

El equipo dirigido por Miguel Muñoz, con Luis Miguel Arconada, José Antonio Camacho, Rafael Gordillo o Carlos Santillana, comenzó por detrás en el marcador, con un gol de Antonio Sousa, en el minuto 52, pero Santillana logró el 1-1 en el 73. España, que ganó después a Alemania (0-1), se clasificó como primera de su grupo.

España y Portugal también jugaron una vez en un Mundial, hace dos años en Sudáfrica, con victoria de la 'Roja' por 1-0 en los octavos de final. El 29 de junio de 2010, David Villa marcó el gol del triunfo, pero el protagonista fue Fernando Llorente, brillante en la media hora que salió al campo en lugar de Fernando Torres.

Llorente, que no jugó todavía ningún minuto en esta Eurocopa, fue ese día el delantero referencia de España y puso en problemas a la defensa portuguesa, en la que aún jugaba Ricardo Carvalho, además de los dos centrales que fueron titulares indiscutibles en esta edición del torneo, Pepe y Bruno Alves.

España también ganó tres de sus cuatro duelos con ese rival en las fases de clasificación para el Mundial. En 1950 igualó a dos en Lisboa y venció por 5-1 en Madrid y en 1934 se impuso por 1-2 en terreno portugués y le goleó por 9-0 en campo español.

Los precedentes también le favorecen en sus encuentros amistosos contra ese oponente, 27 según recogen las estadísticas oficiales de la FIFA, con trece victorias de España, diez empates y sólo cuatro derrotas.