Junio 26, 2012

España se enfrenta a cambios climáticos antes del encuentro con Portugal

Abandonó España a primera hora de la mañana del martes la localidad de Gniewino, donde pasó tres semanas hospedada y preparando en un hotel de lujo cada encuentro de la Eurocopa 2012, para cambiar definitivamente Polonia por Ucrania. Pase lo que pase en la semifinal, la 'Roja' ya no volverá. Si ganan volarán a Kiev, ciudad donde se disputa la gran final.

Un nuevo madrugón para los internacionales españoles, que a las 6.30 horas de la mañana del martes ya estaban en pie para desplazarse en autobús hasta Gdnask. La decisión del cuerpo técnico de volver a Gniewino tras disputar los cuartos de final en Donetsk, en el mismo escenario de la semifinal, obligó a diez horas de viaje, entre la vuelta de la madrugada del pasado sábado y el viaje de este martes.

Tras la hora y media de autobús, España completó un vuelo de dos horas y media hasta Donetsk, donde nada más aterrizar sintió un brutal cambio de temperatura. De los 10 grados y la intensa lluvia con la que se despidió de Polonia, a un calor sofocante y 30 grados en Donetsk.

Tras unas horas de descanso, a las 05.15 horas (hora colombiana), ofrecerán en el Donbass Arena las ruedas de prensa oficiales de UEFA el seleccionador Vicente Del Bosque y los jugadores Andrés Iniesta, Álvaro Arbeloa y Álvaro Negredo.

España se entrenará a última hora del día, en el centro de entrenamiento de Kirsha, donde quedó hospedada en su zona residencial.

Temas relacionados: