Marzo 29, 2016

Inglaterra cayó en Wembley 1-2 ante Holanda

Los 'Pross' se adelantaron con un gol del delantero del Leicester Jamie Vardy (41), que ya había anotado ante la Mannschaft. 

El segundo máximo realizador de la Premier League sólo tuvo que empujarla tras una elaborada jugada culminada con una magistral triangulación entre Adam Lallana y el lateral Kyle Walker, que regaló el gol a Vardy.

Inglaterra dominaba el juego, realizaba combinaciones rápidas y divertía a la grada.


- Wembley rendido a Cruyff -

Pero la 'naranja' reaccionó en la segunda mitad, ayudada por la fragilidad defensiva de los ingleses, y primero con un tanto de penal de Vincent Janssen (50') provocado por una mano de Rose, y después por medio de un remate de Luciano Narsingh (77') desde dentro del área libre de marca, conquistó uno de los templos del fútbol mundial, y logró de paso un triunfo que levantará la moral de los holandeses tras su frustrada clasificación para la Eurocopa de Francia y el reciente fallecimiento de la leyenda del fútbol holandés Johan Cruyff.

"Sabíamos que tendrían confianza y que sería un partido difícil", reconoció al término del partido el entrenador holandés Danny Blind. "Demostraron que podían jugar el balón y mantener la posesión, pero no concedimos muchas opciones", añadió.

Inglaterra rompió de esta forma una racha triunfal que le llevó a superar a Francia y Alemania en sus dos anteriores compromisos amistosos, lo que unido a su impecable fase de clasificación para la cita continental de Francia (pleno de victorias) había convertido a los hombres de Roy Hodgson en firmes candidatos para conseguir un título mayor que se les resiste desde 'su' Mundial en 1966.

Pese a las buenas sensaciones, la defensa se ha revelado como el punto débil de una selección que tiene el ataque en Jamie Vardy y en Harry Kane a los dos máximos realizadores de la Premier League.

"Tampoco habría estado satisfecho si hubiéramos ganado 1-0", se lamentó por su parte el seleccionador local.

Además del minuto de silencio en honor a las víctimas de los atentados de Bruselas, el templo de Wembley tributó un homenaje a la figura del recientemente fallecido Johan Cruyff poniéndose en pie la afición inglesa y dedicándole un aplauso en el minuto 14.