Junio 7, 2016

España cayó 1-0 ante Georgia en su último ensayo antes de la Eurocopa

Georgia aprovechó uno de los pocos errores defensivos de la ‘Roja' para armar un ataque que remató Okriashvili haciendo el 1-0 que a la postre sería definitivo (39') y supuso la primera derrota de la Roja desde marzo de 2015.

"Nos habíamos tomado el partido para ganar confianza, generar un ambiente bueno, dentro y entorno a nosotros. No ha sido así, es una decepción", admitió el seleccionador español Vicente del Bosque tras el partido.

"Creo que hemos hecho las cosas bien, hemos dominado al contrario, lo hemos metido en su campo", pero "en la parte final, la de rematar, ha sido mala, no hemos tenido buenos centros", añadió.

España tuvo el dominio del partido desde el inicio, desarrollándose prácticamente todo el juego en el campo georgiano.

La Roja presionaba muy arriba tratando de recuperar pronto el balón, ante una selección georgiana, que en ningún momento escondió su intención de quedarse agazapada atrás esperando salir al contraataque.

Fábregas, que tuvo algunas de las mejores ocasiones y se perfila como uno de los centrocampistas titulares de cara a la Eurocopa que comienza el viernes en París, dio un primer susto al meta Revishvili con un disparo que fue al lateral izquierdo de la portería georgiana (7').

El centrocampista español todavía tendría otra ocasión con un tiro lejano que detuvo el portero (27').

Apenas, un poco después llegó la mejor ocasión española con un disparo de Thiago Alcántara que se estrelló en la cepa del palo izquierdo de la portería georgiana (27').

España trataba de abrir el campo jugando con las bandas intentando penetrar desde los lados el muro georgiano.

El equipo visitante prefería los pases largos buscando a sus hombres de delante y esperando a aprovechar algún error español, en uno de los cuales llegó el gol georgiano.

Un malentendido entre Jordi Alba y Sergio Ramos, permitió a Qazaishvili hacerse con el balón y marcharse en carrera hacia la portería española.

Ramos consiguió meter el pie, pero el rechace lo recogió Jigauri que, ante la salida de De Gea, disparó y su tiro cruzado lo remató a puerta vacía su compañero Okriashvili haciendo el 1-0 (39').

El gol cayó como un jarro de agua fría en el Alfonso Pérez, donde el público no esperaba ese tanto de una selección que venía de caer 5-1 ante Rumanía y 3-1 frente a la República Checa en sendos partidos amistosos.

Tras el descanso, Del Bosque decidió hacer varios cambios metiendo a Iniesta por Fábregas y Koke por Thiago en el centro del campo, mientras Bellerín entró por Juanfran en el lateral y Mikel San José por Ramos en el eje de la defensa.

Iniesta tomó el mando del equipo español que cerró más el cerco en torno a la portería defendida por Kvaskhvadze, el portero suplente que tuvo que salir al campo tras un choque entre Revishvili y Busquets, que obligó al primero a retirarse (54').

Del Bosque intentó dar un punto más de velocidad a la Roja metiendo a Silva por Lucas Vázquez (61'), que debutó con la Roja, y retirando a Busquets para introducir al atacante Pedro (75').

Nolito disparó un tiro lejano que se fue fuera por poco lamiendo el palo (64') y poco después Jordi Alba prácticamente solo ante el portero soltó un tiro flojo que detuvo el meta georgiano (69').

En los últimos veinte minutos, España no se movió del área georgiana, pero fue incapaz de equilibrar el marcador.

"El equipo de Georgia necesitaba este resultado, nos da mucha fuerza, nos da mucha confianza. Lo que hemos conseguido hoy es una gran alegría para nosotros", dijo el seleccionador eslovaco de Georgia Vladimir Weiss.

Tras ganar 6-1 a Corea del Sur y 3-1 a Bosnia en sus dos últimos partidos amistosos, España pone el miércoles rumbo a Francia con su primera derrota en doce partidos desde marzo de 2015.

Temas relacionados: