Junio 20, 2016

España y Alemania intentarán terminar líderes para no verse antes de la final

Los españoles, con un pleno de 6 puntos, tienen ya los octavos asegurados y se jugarán para acabar primeros contra Croacia en Burdeos, con la tranquilidad de un empate que le permite asegurar el objetivo.

Alemania (4 puntos), por su parte, no tiene tanto margen de error, ya que Polonia también tiene 4 puntos e Irlanda del Norte, rival de la Mannschaft de este martes en París, suma 3; la batalla en este grupo está más abierta.

España, si asegura el liderato, conseguiría seguro evitar hasta una hipotética final a otro de los huesos duros en esta Eurocopa, la anfitriona Francia, que ya ganó el grupo A.

El seleccionador español, Vicente Del Bosque, ha reconocido que quieren ser primeros por una cuestión de deportividad, de luchar por la victoria y porque los cruces podrían ser mejores en las siguientes eliminatorias.

"Queremos quedar primeros como deportistas, pero si miramos tendríamos cruces más benignos, si se puede decir eso, que si quedamos segundos", indicó.

Del Bosque podría realizar algunos cambios en el once considerado titular en los dos primeros partidos, en que ganó a República Checa (1-0) y Turquía (3-0).

Los croatas se impusieron a los turcos en el primer partido (1-0) y luego se dejaron la victoria en el descuento ante los checos (2-2), en un accidentado partido marcado por una interrupción después de que hinchas del país balcánico tiraran una docena de bengalas al terreno de juego de Saint-Etienne.


- La alternativa polaca -

En el grupo C, casi todas las miradas estarán puestas en una Alemania que hasta ahora no ha deslumbrado: ganó 2-0 a Ucrania y luego se quedó seca contra Polonia (0-0).

Con 4 puntos, alemanes y polacos protagonizan un pulso a distancia por ser líderes.

Los germanos, que por ahora cuentan con una diferencia de gol de +2 contra +1 de los polacos, no tienen su destino totalmente en sus manos, pues una importante goleada del once de Robert Lewandowski contra la eliminada Ucrania, con la que choca el mismo martes en Marsella, podría quitarle el primer puesto que le deja un tercero como cruce en octavos de final.

El segundo del grupo C chocará con Suiza en octavos, pero heredaría eventualmente a la aplanadora Roja en cuartos.

Pero además, el equipo de Joachim Löw deberá pagar una deuda pendiente desde el arranque: su falta de gol, que le ha valido numerosos críticas de la prensa especializada e incluso de viejas glorias como el excapitán Michael Ballack.

"Jugar este tipo de torneos es difícil, no podemos aplastar a todos los rivales en todos los partidos", comentó el mánager general Oliver Bierhoff.

En Polonia, por su parte, están muy contentos con el arranque de Eurocopa y sueñan con acabar líderes.

"Hemos jugado dos partidos que han confirmado a los demás que tienen que respetar a Polonia. Mis amigos italianos me han felicitado por formar parte de un equipo tan bueno", declaró el defensa Bartosz Salamon, del Cagliari.

Polonia, dos veces tercera de un Mundial (1974, 1982), no superó la primera fase en las dos Eurocopas que disputó anteriormente, en 2008 y 2012, por lo que este torneo en Francia está sirviendo para saldar viejas cuentas pendientes.

Ucrania, por su parte, ha saldado ya su participación en Francia-2016 con un fracaso, con una rápida eliminación tras perder 2-0 ante Alemania e Irlanda del Norte.

Ahora quieren irse al menos con una victoria y salvando el honor, para lo cual saben que tendrán que frenar a la estrella de los polacos, Robert Lewandowski, que todavía no se estrenó en este torneo.

 

Temas relacionados: