Junio 21, 2016

Alemania cumple con lo mínimo y se impuso por 1-0 ante Irlanda del Norte

Con este resultado, combinado con la victoria 1-0 de Polonia contra Ucrania en el otro partido de la llave, Alemania finaliza como líder con 7 puntos, los mismos que los polacos, que tienen peor diferencia de goles, mientras que la selección norirlandesa suma 3 y deberá esperar para ver si se clasifica como uno de los mejores terceros.

Tras unos primeros cinco minutos en los que los norirlandeses salieron a presionar al rival y tratar de sorprenderle en algún balón aéreo, Alemania tomó las riendas del partido y fueron llegando las ocasiones de gol.

Joshua Kimmich, una de las novedades en el once de Joachim Löw, se escapó por la banda derecha, pasó al centro a Mesüt Özil y el del Arsenal, de primera, puso la pelota en profundidad para dejar en el mano a mano a Thomas Müller. Sin embargo, el delantero del Bayern estrelló su remate en el cuerpo de Michael McGovern (7).

Cuatro minutos después la tuvo Özil, que recibió un pase en largo al interior del área y, tras deshacerse de su marcador con un recorte, no acertó a rematar bien.

En el 12, fue Mario Götze el que perdió su duelo con McGovern y Özil no enganchó bien un centro desde la izquierda de Jonas Hector (20).
 
Müller volvió a perdonar con un disparo demasiado cruzado tras una gran dejada con el pecho de Mario Gomez (23).

 


- Un solo disparo norirlandés -

Con el paso de los minutos, los norirlandeses se sentían cómodos defendiendo e incluso se animaron a pisar terreno rival, como un robo en el centro del campo de Jamie Ward a Götze que el británico definió con un disparo lejano a las manos de Manuel Neuer (26).

Tras otro aviso de Müller, con un cabezazo al palo (26), los alemanes pudieron al fin abrir la lata norirlandesa, en una gran combinación entre el '13' y Gomez, que el ahora delantero del Besiktas turco remató a la red (30), contando también con la fortuna de que el balón rebotó en un defensa.

Müller, muy activo, no pudo ampliar diferencias en un centro desde la izquierda de Özil que el delantero envió al larguero desde el punto de penal (34) y tampoco lo hizo Gomez en un remate errado... por culpa del césped, según lamentó el goleador (41) en la última acción de peligro antes de la pausa.

La segunda parte comenzó con una doble ocasión para Götze, que sigue negado ante el gol: primero en un mano a mano que le sacó McGovern (52) y después rematando un centro desde la izquierda a la altura del primer palo y que echó fuera cuando lo tenía todo a favor para marcar (53).

Después fue Sami Khedira, con un disparo raso desde la frontal que McGovern sacó con la mano y que Gomez no acertó a cazar el rechace (59), igual que no llegó a rematar por poco un centro de Hector (74).

En la segunda parte, ante un rival que apenas llegaba y cuyos seguidores celebraban cada córner como si fuese un gol, los alemanes se limitaron a conservar el balón, sin arriesgar, e intentar rematar la faena en una de las ocasiones que tenían, como un cabezazo picado de Gomez a centro de Kimmich que volvió a salvar McGovern con otra excelente intervención (83).

Al final, Alemania hasta pareció cansada de tanto atacar sin obtener premio y se dedicó a esconder la pelota.

"Nos hemos procurado muy buenas acciones (de gol), pero fallamos muchísimo", declaró Löw en conferencia de prensa, aunque el seleccionador alemán no se mostró preocupado. "Ya entrarán en el próximo partido".

El DT norirlandés Michael O'Neill destacó que "es difícil enfrentarse a los campeones del mundo y tener una noche como esta. Ha sido muy difícil para nosotros, pero hemos aguantado y hemos defendido bien".

Y se mostró esperanzado de poder continuar la aventura en Francia. "Espero que no nos vayamos a casa. Queremos estar en los octavos de final", dijo.

Temas relacionados: