Diciembre 3, 2011

Las estrellas de la selección Colombia están en el Museo Nacional

La inusual exposición, en la que se han recolectado objetos prestados por aficionados y se adorna con recortes de periódicos y revistas, devuelve a la memoria de los colombianos las alegrías y tristezas que han sido protagonistas desde 1945 hasta la fecha.

"El Museo Nacional no es la entidad encargada de rescatar la memoria del deporte nacional y, aunque el Instituto Colombiano del Deportes, Coldeportes, nos ayudó mucho en la exposición y tiene un interés muy grande en este tema, el Museo quiso acercarse al fútbol como un fenómeno cultural y social", señaló a Efe la responsable de contenidos de la exposición, Olga Acosta.

"Por eso la exposición no es solamente un recuento de triunfos y derrotas sobretodo de la selección colombiana de mayores, sino que quiere ver el fútbol como un fenómeno que ha incluido a los colombianos de diferentes maneras durante el siglo XX hasta la fecha", agregó Acosta.

En el recorrido se aprecian imágenes de una entrevista con el argentino Alfredo Di Stéfano en 1949, el empate de Colombia con Rusia por 4-4 en el mundial de Chile 1962, la clasificación del equipo nacional al mundial de Italia 90, después 28 años de ausencia. También está el inolvidable 5-0 de Colombia frente a Argentina en septiembre de 1993.

Pero el recorrido por la historia del fútbol colombiano no puede dejar de lado momentos lamentables registrados a finales de los años 80 y comienzos de los 90, cuando fueron asesinados cuatro candidatos a la presidencia, Jaime Pardo Leal, Luis Carlos Galán Sarmiento, Bernardo Jaramillo Ossa y Carlos Pizarro Leongómez.

Y en un lugar especial aparece el defensa Andrés Escobar, asesinado el 2 de julio de 1994, cuando aún se disputaba el Mundial de Estados Unidos, y quien había marcado un autogol frente al país anfitrión.

Sin embargo, al desviar la mirada en el mismo salón ésta se estrella con una amplia fotografía de uno de los ídolos actuales de la selección nacional, Falcao García, jugador del Atlético de Madrid. Y unos centímetros más allá aparece la única Copa América que ha ganado Colombia en su historia en el 2001, de la mano de Francisco Maturana.

En ese ir y venir en el tiempo en donde se confunden los recuerdos, aparecen las camisetas, las banderas, los balones con firmas de diversos jugadores, como la de Pelé después de que Brasil ganó el Mundial de 1970.

Este balón fue prestado por un aficionado que orgullosamente lo tiene como el principal adorno de su casa, tras responder a una convocatoria que hizo el Museo Nacional para adquirir los objetos que están en exhibición, como la cuenta Olga Acosta.

"Después de una investigación de más o menos dos años, empezamos a mirar archivos especialmente en los medios de comunicación que son los que más pueden hablar del fútbol en general, y luego nos dimos cuenta de que los hinchas y los aficionados son los principales coleccionistas de piezas de fútbol".

"Es que ni los mismos jugadores y entrenadores nos pudieron ayudar mucho, pues por lo general regalan las cosas a amigos y familiares, por eso decidimos hacer una convocatoria pública que se llamó 'Si lo tiene préstelo', y así pudimos hacer esta exposición que nos permite hablar de la historia del fútbol de nuestro país", añadió Acosta.

'Un país hecho de fútbol' confirma sencillamente que este deporte no solo es un símbolo de identidad de Colombia, sino que ha acompañado su historia a través del tiempo.