Diciembre 13, 2011

Barcelona ya se gana el cariño de los japoneses

El cuerpo técnico planteó un entrenamiento con una primera parte de estiramientos y fondos, al que siguió un partido entre todos los miembros del equipo parar preparar la decisiva semifinal del Mundial de Clubes que el jueves les enfrentara al Al Sadd catarí.

Antes del entrenamiento, el equipo entregó en el césped de la ciudad deportiva del Yokohama F. Marinos una camiseta del equipo a once niños desplazados en Tokio por la crisis nuclear de la central de Fukushima como muestra de solidaridad con el pueblo nipón tras el terremoto y tsunami que asoló el noreste del país el 11 de marzo.

Después el entrenamiento el defensa Gerard Piqué se mostró cauteloso de cara al Mundial de Clubes ya que, en su opinión, "es un torneo con muchas sorpresas". Subrayó la importancia de no distraerse y no caer en la idea de que son "favoritos" para alzarse con el título.

Piqué destacó que, a pesar de que la victoria del sábado contra el Real Madrid les da "un plus de confianza", desde el próximo miércoles se concentrarán en las semifinales del torneo ya que "momentos como éste no se pueden desaprovechar" y "después de unos años, lo único que se recuerda es los títulos que has ganado".

No obstante, la victoria en el Santiago Bernabéu, "tal y como empezó el partido", le dio al equipo la sensación de estar "en el camino correcto", aseguró.

Por su parte el argentino Javier Mascherano afirmó que, en su primera participación en un Mundial de Clubes, tiene "una ilusión muy grande por poder alcanzar otro título" con el equipo ya que es "una oportunidad que uno no sabe si va a volver a repetirse".

Sobre el torneo afirmó que en su opinión los equipos europeos "cuentan con más dificultades" ya que, por ejemplo, los equipos sudamericanos "tienen 4 o 5 meses para preparar el partido".

Al igual que su compañero Piqué, Mascherano consideró que viajar a Japón tras vencer en el Bernabéu "es un impulso para todos", aunque subrayó que "la confianza siempre estuvo" ya que "este equipo en situaciones adversas siempre se ha levantado".

A pesar de ser suplente en los últimos encuentros, Mascherano destacó que "siempre" fue consciente de su situación. "Hay que ser útil para el equipo y estar preparado para cuando el entrenador lo necesite", dijo.

El Barcelona se entrenará el próximo miércoles por la tarde en el Estadio de Yokohama, escenario de las semifinales del jueves contra el Al Sadd y de la gran final del Mundial de Clubes del próximo domingo en el que, de clasificarse, le espera el Kashiwa japonés o el Santos brasileño, que el próximo miércoles jugaran la otra semifinal del torneo.