Diciembre 28, 2011

El hermano de Luis Suárez le sigue los pasos

Suárez volvió a justificar el que su compatriota Rubén Israel, seleccionador salvadoreño, le haya insistido en que se nacionalizara para poder llamarlo al equipo nacional.

Sometido a marcación individual por el Once Municipal y aquejado, según dijo a la prensa deportiva, por una infección estomacal, Suárez aprovechó un error defensivo del rival para anotar el 1-0 con que el Isidro Metapán se alzó con la corona del Apertura 2011.

"Fue mi peor partido de lo que llevo jugando en finales en el fútbol salvadoreño", confesó Suárez, pero ello le dio más relevancia a su gol y a su valía en la plantilla del flamante campeón.

Suárez dijo que ahora le resta completar el proceso para su nacionalización, que el Parlamento salvadoreño aprobó el 3 de noviembre pasado pero está pendiente de trámites administrativos, para sumarse a la selección de cara a la eliminatoria del Mundial Brasil 2014.

El uruguayo comenzó su carrera con el Atlético Basañez de su país, de donde fue transferido al Maldonado, con un breve paso por el Independiente Santa Fe colombiano.

En el fútbol salvadoreño cumplió su primera etapa con el Isidro Metapán en el 2005 y 2006, pasó al FAS, pero volvió al equipo metapaneco en el 2007.

Al igual que su entrenador, el salvadoreño Edwin Portillo, Suárez ha estado presente en los seis títulos que ha conquistado el Isidro Metapán: Clausura 2007, Apertura 2008, Clausura 2009, Clausura 2010, Apertura 2010 y Apertura 2011.

En este último torneo, Suárez fue el principal goleador de su equipo, con ocho tantos, pero quedó lejos de los principales anotadores: el panameño Nicolás Muñoz, del Águila, quien hizo 15; su compatriota Anel Canales, del Luis Ángel Firpo, y el jamaiquino Sean Fraser, del Once Municipal, ambos con 14.

Pero esta vez los goles de Paolo Suárez han sido decisivos y otorgantes de títulos.

Temas relacionados: