Enero 4, 2012

Marcos se despide del fútbol profesional

"Se reunió con amigos y parientes y dijo que su cuerpo le indicó que ya no puede", anunció en una rueda de prensa César Sampaio, el director de fútbol del Palmeiras, único club en el que jugó Marcos a lo largo de 20 años de carrera deportiva.

El Palmeiras anunció que va a jugar un partido de despedida, a mediados de la próxima temporada e informó de que el jugador ofrecerá una rueda de prensa la semana que viene para detallar los motivos de su retirada y su futuro, que previsiblemente continuará ligado al Palmeiras, según dijo el propio guardameta hace unos días.

Nacido en la localidad de Oriente (Sao Paulo) el 4 de agosto de 1973, Marcos Roberto Silveira Reis debutó en la portería del Palmeiras en 1992 con 18 años.

Corpulento, con una altura de 1,93 metros y siempre con el dorsal 12 a su espalda, gracias a sus reflejos se ganó el apodo de ‘San Marcos' por parte de la afición del Palmeiras, equipo con el que jugó 530 partidos.

En sus 20 temporadas en activo, ganó dos Ligas (1993 y 1994), la Copa Libertadores de 1999 y la Mercosur de 1998, además de una Copa de Brasil (1998), cuatro campeonatos regionales de Sao Paulo y otros torneos menores.

Con la selección brasileña jugó 29 partidos y facturó tres títulos: la Copa de las Confederaciones del 2005 y la Copa América de 1999 y el Mundial de Corea del Sur y Japón del 2002, en el que mostró su repertorio de grandes paradas.

En el partido de octavos de final ante Bélgica (2-0), uno de los mejores que jugó con la Canarinha, firmó cuatro intervenciones de categoría que contribuyeron decisivamente a la clasificación de Brasil a los cuartos de final.

Su último partido fue el pasado 18 de septiembre, en la Liga brasileña, que terminó en empate 1-1 con el Avaí, en la ciudad de Florianópolis.