Enero 30, 2012

Óscar Tabárez nombrado ‘campeón del deporte’ por la Unesco

"Estoy particularmente feliz y emocionado de esta distinción", aseguró el técnico tras recibir el diploma acreditativo de manos de la directora general de la Unesco, Irina Bokova.

El "Maestro", que ha apadrinado programas de integración social en su país a través del fútbol, señaló que la distinción de la Agencia de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) puede servir para impulsar algunos de ellos.

"Estoy encantado de que la Unesco se pueda sumar a que estos programas avancen y que ponga su prestigio internacional y su experiencia en ellos", indicó.

Aprovechó para pedir al Gobierno central que reúna los diferentes proyectos regionales y los impulse para que no se superpongan y repitan.

El entrenador que llevó a Uruguay al cuarto puesto en el pasado Mundial de Sudáfrica y a la victoria en la Copa América de Argentina del año pasado, repasó algunos de los proyectos que impulsa en su país, destinados a que el máximo posible de niños practiquen el fútbol y se impregnen de sus valores.

Entre ellos destacó "el esfuerzo personal, el planteamiento de desafíos y su superación, el ejercicio de la voluntad, la resistencia a las frustraciones y el desarrollo del sentido deportivo, que se traduce en el saber ganar y perder".

Junto a ellos, Tabárez también indicó que hay aspectos físicos, importantes en un país como Uruguay donde, dijo, hay un creciente problema de obesidad y sedentarismo.
"El objetivo es que el fútbol sea en Uruguay un vehículo de incidencia social intencionada a través de la práctica de niños y adolescentes", agregó.

El "Maestro" se mostró particularmente agradecido de recibir el premio "como uruguayo" y "como hombre de fútbol".

"Como representante de un país y de su cultura e identidad" donde "la vida no se entiende sin el fútbol" pese a no ser una nación de gran población ni riqueza.

Tras recibir el premio, en declaraciones a la prensa, Tabárez indicó que "no es un premio más".

"Sin quitarle una pizca de reconocimiento a los otros, es especial, por lo que significa la Unesco y por ser el representante de un país, de una cultura", aseguró.

Además, señaló que puede contribuir a "todos los trabajos de inclusión social a
través del fútbol".

"Este premio se escapa a los resultados, es algo más amplio. Durante una carrera ganas y pierdes, pero "no hay que dejarse engañar por esos dos embusteros que son la victoria y la derrota y hay que mantener cierta forma de ser pese a las circunstancias", comentó.

El seleccionador destacó el cambio operado en el fútbol de su país, considerado durante años como representante de un juego duro.

"La impotencia por no conseguir los resultados dio lugar a prácticas que no tienen que ver con el juego limpio. Lo asumimos (...) Lo único que podíamos hacer era callarnos y trabajar en el otro sentido y lo venimos haciendo", indicó Tabárez, que recordó que Uruguay ganó el premio del juego limpio en la pasada Copa América.

Al acto acudió el capitán de la selección uruguaya, Diego Lugano, jugador del París Saint-Germain.

"El 'Maestro' ha sido la persona que ha transformado la manera de vivir y ver el deporte en nuestro país", afirmó Lugano, quien describió al técnico como "una persona con convicciones muy firmes y claras, que las mantiene sea cual sea el momento deportivo".

Bokova le consideró "uno de los mejores tácticos del fútbol moderno" y "artesano del éxito de Uruguay en los terrenos del mundo".

"Es usted un ejemplo de disciplina y perseverancia, de fuerza de espíritu pero también de sensibilidad educativa y social que llevó a construir un equipo de profesionales que hoy trasmiten esperanza a un alto número de personas que enfrentan situaciones de seria vulnerabilidad en su país", afirmó.