Marzo 26, 2012

El fútbol chino sigue coqueteándole a los grandes, ahora es Didier Drogba

El club chino de Anelka lleva meses intentando también contratar a Drogba, de 33 años, y según ambos portales el Shenhua escribió la carta de invitación necesaria para que la esposa de Drogba pueda obtener un visado y conocer Shanghái.

Dicen los portales que la mujer de Drogba, Lalla Diakite, se encuentra desde hace casi un mes en la ciudad china para hacerse una idea de cómo es la vida local y tantear una posible residencia y una escuela internacional francófona para los hijos de la pareja.

El propio Anelka, al llegar a Shanghái en febrero para incorporarse a su nuevo conjunto azul, el Shenhua (literalmente "Flor de Shanghái"), dio esperanzas a la afición china, en su primera aparición pública en el gigante asiático, de que su antiguo compañero Drogba se le sumase pronto en el equipo oriental.

"Hablo con él a menudo, y espero que Drogba venga, aunque eso es algo que tiene que ser decidido por el club y por el jefe", dijo el punta francés aludiendo a al presidente del club, el magnate de los vídeo-juegos en línea Zhu Jun.

El Shenhua estaba negociando con Drogba la posibilidad de que siguiera los pasos de Anelka, el fichaje más caro del fútbol chino hasta la fecha, hacia el equipo shanghainés, pero Zhu no publicó nueva información sobre las conversaciones desde el pasado 1 de marzo, por lo que los aficionados creen que están estancadas.

Anelka, de 32 años, llegó a Shanghái a tiempo para disputar la Superliga china, que acaba de comenzar este mes de marzo.

El delantero francés, antiguo jugador del Real Madrid, entre otros equipos europeos, viste ya el número 39 en el equipo chino, con el que el pasado día 17 ya marcó su primer gol en el campeonato chino, ante el Beijing Guoan, aunque finalmente los pequineses acabaron ganando el encuentro por 3-2.

El Shanghai Shenhua, asesorado desde 2009 por el Atlético de Madrid, con el que está hermanado, acabó el año pasado en el undécimo puesto de la Superliga china, que ganó en 1995 y en 2003.

Sin embargo, hace un año se supo que su entonces director general, Lou Shifang, sobornó en 2003 a tres jugadores del rival Shanghai International para facilitar que el Shenhua se llevara el título liguero en la última jornada del campeonato.

Precisamente por aquel partido este mismo fin de semana se anunció que cuatro jugadores del International fueron detenidos, ya que la derrota de su conjunto ante el Tianjin Teda permitió que el Shenhua se llevara el título de liga.

El presidente de The9, Zhu Jun, compró el Shanghai Shenhua en 2006 por 19,3 millones de dólares, y lo fusionó con su equipo rival, el Shanghai United, que ya presidía él mismo, de manera que en la práctica el Shenhua absorbió a la plantilla del United.