Abril 13, 2012

2-2: Colombia y Bolivia empataron en la Cumbre de las Américas

El partido que disputaron estos particulares combinados, constituidos por exjugadores y miembros del Gobierno de los dos países, fue a propuesta del mandatario boliviano, quien por cierto falló un penalti.

Pero más que Morales, un asiduo jugador de fútbol, la sorpresa del encuentro la protagonizó el presidente Santos, cuando saltó al terreno de juego al frente de la selección Colombia, ya que inicialmente había declinado la invitación de participar en el encuentro, cuando lo invitó el boliviano el pasado marzo.

"Yo conozco las habilidades de Morales y estoy un poco reticente", bromeó Santos en aquella ocasión, con motivo de una visita oficial que hizo el presidente de Bolivia a Bogotá y en alusión al rodillazo en los genitales que le había propinado a un contrincante en un partido amistoso en 2010.

Pero este viernes, una vez finalizado el primer tiempo y Santos se retiró del encuentro, el presidente de Colombia se desató en elogios con el mandatario boliviano: "es un gran futbolista, maravilloso".

Los periodistas congregados aprovecharon para preguntarle si disputaría un partido de fútbol con el gobernante de EE.UU., Barack Obama, quien también está en Cartagena para participar en la cumbre, y éste bromeó sobre las habilidades del estadounidense.

"Creo que Obama es bueno para el baloncesto, pero para el fútbol debe ser medio paquete", dijo Santos.

El anfitrión de la VI Cumbre de las Américas, quien este viernes tuvo una apretada agenda de reuniones y participación en foros, se retiró al medio tiempo visiblemente fatigado, tras jugar en la posición de media punta.

Aunque no tuvo un buen papel a nivel futbolístico, arrancó los aplausos entusiastas de la grada cada vez que tocaba un balón.

Colombia comenzó avanzando en el marcador con un gol del exjugador Carlos Castro, que no consiguió ser igualado a los pocos minutos por el presidente boliviano a través de un penalti, ya que el arquero atajó el tiro de Morales.

Pese al fallo del mandatario aimara, Bolivia puso las tablas en el marcador antes del descanso, con un gol de Américo Guzmán.

En la segunda parte, Bolivia puso el 1-2 con un gol de Rieder Arendaños, pero el vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, quien había entrado al campo poco antes, impuso el empate definitivo (2-2) al marcar una pena máxima señalada por el árbitro.

Con el combinado colombiano, también jugó el hijo del presidente Santos, Martín Santos, así como el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, quien antes del encuentro también ironizó a costa de Morales: "esperemos que Evo no de pata".

Tras el encuentro, ambos presidentes, visiblemente fatigado en el caso del colombiano, se trasladaron a sus hoteles y residencias respectivas para asistir después a la cena de honor que hoy ofrece Juan Manuel Santos a sus colegas de América.

Temas relacionados: