Abril 26, 2012

La FIFA ataca contra el soborno y la corrupción en el fútbol

El código, que será de obligado cumplimiento para todos los miembros de la familia de la FIFA, incluye once principios entre los que destaca el anterior, así como la prohibición de participar en apuestas relacionadas con el fútbol y el rechazo a cualquier forma de manipulación o influencia indebida en el resultado de partidos.

El documento señala la voluntad de FIFA de "desempeñar un papel pionero en la lucha contra las drogas y el dopaje en el deporte" y confirma su oposición frontal al consumo de drogas y a los métodos de dopaje.

Igualmente obliga a actuar "siempre de forma ética y con la máxima integridad, teniendo presente que una buena reputación es esencial para la FIFA y sus objetivos" y defiende la tolerancia para rechazar cualquier tipo de discriminación.

"No se tolerará discriminación alguna por razón de raza, etnia, origen, color de la piel, nacionalidad, religión, edad, sexo, idioma, apariencia física, orientación sexual, opinión o participación política, ni forma alguna de acoso verbal o físico", añade.

El Juego limpio, evitar los conflictos de intereses y la responsabilidad social y medioambiental son otros de los principios que obliga a cumplir el código, que insiste también en el esfuerzo "por mantener la transparencia y cumplir con las obligaciones mediante los controles internos necesarios".

El Código Deontológico es uno de los puntos de la agenda del Congreso de la FIFA, en el que también se presentarán los informes de actividades y finanzas de 2011 y se debatirán enmiendas a los Estatutos.

Temas relacionados: