Mayo 30, 2012

Sergio Batista es nuevo técnico del Shanghai Shenhua

Después de poner la rúbrica, Batista fue presentado como el técnico en una conferencia de prensa. El viernes comenzará su trabajo con el equipo y el domingo dirigirá su primer encuentro, un partido amistoso contra el club sudafricano Moroka Swallows.

El argentino de 49 años, que como futbolista fue campeón mundial en 1986 y como técnico campeón olímpico en el 2008, firmó contrato por seis meses hasta el fin de la temporada, con la posibilidad de ampliarlo por otro año. 

Dirigirá su primer partido de liga el 16 de junio después de una pausa de tres semanas en el torneo.

Batista llegó a China la semana pasada y el lunes se reunió con el asesor del club chino Nicolás Anelka, ex jugador del Chelsea de Inglaterra, que ha formado parte de un equipo de cinco técnicos desde la partida del director técnico Jean Tigana el mes pasado.

El flamante técnico elogió lo que ha visto hasta ahora.

Afirmó por medio de un intérprete que el club "tiene muy buenos futbolistas con muy buenas posibilidades. Deben crecer en la cancha y jugar con mayor confianza".

"Creo que el futuro la Superliga china va a ser muy competitiva", agregó

Pese a traer a Anelka desde Chelsea en diciembre, Shenhua solo ha ganado tres de doce partidos y está noveno en la tabla. Tigana fue despedido en abril después de apenas cuatro meses al timón.

"Evidentemente trataremos de cambiar las tácticas en el terreno, pero debemos trabajar muy duro en otras cosas", dijo Batista, y agregó que los jugadores debían mentalizarse.

En cuanto a Anelka, Batista dijo que quería que fuese más líder en la cancha. "No quiero que Anelka juegue solamente para anotar goles. Creo que es uno de los mejores jugadores del mundo pero quiero que se retrase para jugar con sus compañeros y después tratar de anotar", afirmó el técnico argentino. "Anelka puede brindar su experiencia a todos los jugadores".

Los clubes chinos han empezado a atraer futbolistas y técnico del exterior después de tratar de superar una mala conducción y una corrupción endémica. Se ha dicho que Shangai quiere traer a un ex compañero de Anelka, el destacado Didier Drogba.

"La gente del club hace todo lo posible para traer a Drogba", agregó. "Creo que todo técnico del mundo quiere a Drogba en su equipo".