Junio 18, 2012

Rangers ve una luz de esperanza para jugar en la primera división de Escocia

Tras meses de penurias económicas y con una deuda acumulada con el fisco británico de 21 millones de libras (25,8 millones de euros), el empresario Charles Green compró el Glasgow Rangers el pasado jueves por 5,5 millones de libras (7 millones de euros) y lo convirtió en una nueva empresa, "The Rangers Football Club".

Ese mismo día, el nuevo equipo envió una solicitud para integrarse a la Federación Escocesa de Futbol (SFA, por sus siglas en inglés) e inscribirse en la liga profesional.

Horas después de presentar un calendario para la campaña 2012-2013 en el que no aparece el Rangers, la Premier League escocesa anunció este lunes que recibió la solicitud del club, cuya aprobación dependerá en primer término de que la "documentación requerida" esté en orden, así como de la votación que se celebrará el 4 de julio.

El calendario del próximo curso tiene reservado un espacio para el "club número doce" en cada una de sus jornadas, un vacío que cubrirá previsiblemente el Rangers, o bien el Dunfermline, que quedó en los puestos descenso esta temporada.

Tras reunirse este lunes, los responsables de la Premier League escocesa apuntaron además que estudian "medidas disciplinarias contra el Rangers" tras concluir una investigación sobre pagos irregulares a sus jugadores "una vez se clarifique el futuro del club".

"La investigación se ha retrasado debido la falta de cooperación inicial por parte del Rangers", señaló la SPL, que considera que, "según un primer estudio", la entidad podría haber traspasado las normas que marca el organismo.

El club del Ibrox Stadium, un recinto con capacidad para 51.000 espectadores, ha cosechado a lo largo de 139 años de historia 54 ligas de Escocia, 33 Copas de Escocia y una Recopa de Europa (1972), y fue finalista de la Copa de la UEFA en 2008.

Temas relacionados: