Septiembre 28, 2012

La FIFA aseguró que los horarios del Mundial no son para favorecer a Brasil

Así respondió Valcke a las preguntas que se le formularon durante la rueda de prensa tras la reunión que el Comité Ejecutivo de la FIFA mantuvo este jueves y viernes en su sede de Zúrich (Suiza), en las que se le interrogó sobre el riesgo de que algunos partidos se disputen con altas temperaturas y un elevado porcentaje de humedad en sedes como Bahía, Recife o Natal.

Brasil jugará su primer encuentro en Sao Paulo, que albergará el partido inaugural del Mundial el próximo 12 de junio a las tres de la tarde (hora brasileña) y los otros dos partidos de la primera fase en Fortaleza y Brasilia.

Los encuentros de la fase preliminar se disputarán a las 1:00 p.m, las 5:00 p.m, las 6:00 p.m, las 7:00 p.m. y las 9:00 p.m. -siempre hora local-, mientras que en octavos y cuartos de final comenzarán a la 1:00 p.m. y a las 5:00 de la tarde.

Las semifinales se jugarán a las 5:00 p.m. hora local y la final se jugará el 13 de julio de 2014 en el estadio de Maracaná a las 4:00 de la tarde hora local.

Según informó la FIFA, los horarios fueron acordados teniendo en cuenta varios criterios, como una distribución equitativa de los mismos entre los distintos equipos, que haya periodos de descanso iguales en el seno del mismo grupo, el calor que en esa época hace en las ciudades sede, los contratos de las cadenas que difundirán los encuentros a nivel mundial y el desplazamiento de aficionados.

"Lo hemos estudiado con nuestro departamento médico, lo hemos estudiado con el comité organizador brasileño y finalmente lo hemos estudiado con especialistas en fútbol que han confirmado que en los horarios acordados, desde el sur al norte del país, los futbolistas pueden jugar sin problemas", dijo Valcke.

Por su parte, el presidente de la FIFA señaló que "la historia del fútbol ha demostrado que los grandes futbolistas pueden jugar en todo tipo de condiciones" y recordó que en los Mundiales de México de 1970 y 1986 se jugó a mediodía y a 2.400 metros de altitud sin que hubiera ningún problema.