Noviembre 11, 2012

España goleó 7-1 a Tailandia y accedió a los cuartos de final del Mundial de Futsal

Los tailandeses, arropados por un público que llenó el estadio, resistieron durante los primeros 20 minutos, pero acabaron claudicando ante la calidad española en la segunda parte.

España, a pesar del dominio del balón desde el pitido inicial, no lograba encontrar la portería tailandesa con claridad en el ataque y recurría a los lanzamientos de media y larga distancia.

Juanjo, en el primer minuto, tuvo que despejar un tiro del pivote tailandés Thueanklang tras una jugada ensayada de los locales.

El primer disparo entre los tres palos de España vino de las pies de Torras, quien probó al portero Dankhunthod con un duro lanzamiento de falta directa, pero este mandó a saque de esquina.

Las ocasiones españolas cada vez eran más frecuentes, Lozano intentó sorprender al portero asiático en un tiro de esquina y Fernandao mandó fuera su disparo.

La selección de Tailandia, acompañada por un público que no paró de animar durante todo el partido, lograba de momento que su muralla defensiva mantuviera el cero.

En el minuto 8, una volea de Lozano en la frontal tras un rebote defensivo se fue rozando el poste.

El susto para España pudo ser mayor si los jugadores tailandeses hubieran acertado en su definición en un contragolpe con superioridad numérica.

Torras, con una rápida jugada personal por la banda izquierda en el minuto 9, logró superar al portero local en su salida y adelantó al combinado español.

Con el gol en contra, Tailandia se vino arriba. Wongkaeo pudo establecer el empate tras cazar un balón que rebotó en Juanjo, pero se marchó por encima del larguero y el mismo Juanjo tuvo que lucirse para despejar un disparo de Chudech.

España no se encontraba cómoda en la cancha y perdía con frecuencia el balón. Precisamente por una pérdida en el centro del campo, por parte del pivote hispano-brasileño Fernandao, Tailandia dispuso de su oportunidad más clara, pero Thueanklang, sólo ante la portería, mando la bola afuera.

El gol de la tranquilidad española vino de un tiro de esquina cobrado al primer palo por el capitán Kike, a falta de poco más de tres minutos, que fue aprovechado por Torras para establecer el 2-0 con el que terminó el primer tiempo.

Ya en el segundo tiempo el desgaste físico le pasó factura a Tailandia. Dankhunthod salvó a los suyos del tercer tanto al acertar en el uno contra uno frente a Sergio Lozano.

La conexión hispano-brasileña funcionó a la perfección cuando Fernandao mandaba a la red el tercer gol tras una gran asistencia de Alemao.

Aicardo pudo ampliar la renta pero su remate, a puerta vacía, se estrelló en el poste tras otro buen pase entre líneas de Alemao.

En el minuto 27, el propio Aicardo se vestió de asistente para ponerle a Fernandao un balón que sólo tuvo que empujarlo y poner el cuarto tanto.

Aicardo puso el quinto al rematar un pase de Kike, Ortíz estableció el sexto y Álvaro cerro la cuenta española en el minuto 37 a puerta vacía desde su campo con el séptimo gol.

Wongkaeo, a falta de un minuto para el final, logró levantar de sus asientos al público local para celebrar el gol de la honra de Tailandia.

España se enfrentará en cuartos de final el próximo miércoles al vencedor del duelo entre Rusia y República Checa.


Ficha técnica:

7 - España: Juanjo (pt), Torras, Miguelín, Kike, Borja (quinteto titular), Cristian (pt), Ortíz, Aicardo, Fernandao, Álvaro, Lozano, Rafa (pt) y Alemao. Lin se perdió el partido por sanción.


1 - Tailandia:
Dankhunthod (pt), Lakka, Sornwichian, Wongkaeo, Thueanklang (quinteto titular), Jeepon, Ratana, Chomboon, Chudech, Chaemcharoen, Tompa y Ahamad. Madyalan y Chalaemkhet, sancionados.


Árbitros:
Alexander Cline (PAN), Jaime Jativa (ECU) y Carlos González (GUA).


Goles:
1-0, m.9: Torras. 2-0, m.16: Torras. 3-0, m.24: Fernandao. 4-0, m.27: Fernandao. 5-0, m.29: Aicardo. 6-0, m.33: Ortíz. 7-0, m.37: Álvaro. 7-1, m.39: Wongkaeo.


Incidencias:
El colegiado mostró tarjeta amarilla al tailandés Ratana. Partido de octavos de final disputado en el estadio Nimiburt ante 5.000 espectadores.