Diciembre 19, 2012

Investigan uso de fondos de la Federación Española en gastos privados

En un auto notificado este miércoles, la sección cuarta de la Audiencia madrileña revoca parcialmente la decisión de archivar el caso tomada en noviembre de 2010 por el juez Adolfo Carretero, y ordena a este proseguir las investigaciones en lo que se refiere a los viajes al Mundial de Corea y Japón y "a la justificación de las partidas de la cuenta de caja relativas a dietas y gastos de viajes".

Además de Villar, el auto dispone la imputación por estos hechos del administrador general de la RFEF, José María Castillón; del vicepresidente económico Juan Antonio Padrón; del miembro de la Junta Directiva Antonio Borrás; y del vicepresidente Juan Espino.

La reapertura del caso es consecuencia del recurso de apelación interpuesto contra el archivo por el vicepresidente segundo de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, que fue quien en 2003 interpuso una denuncia contra Villar, Padrón y otros directivos de la RFEF por los presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal y falsedad documental.

El tribunal justifica la reapertura de la causa en las conclusiones de un informe elaborado por dos peritos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

Ese informe señala que la justificación de los viajes realizados con fondos de la RFEF "es deficiente" y que la manera de facturarlos "era caótica".

Así, según Hacienda, algunas facturas eran emitidas "con un retraso de años", mientras que en otras ocasiones faltaba en las facturas -cuyo pago la RFEF "demoraba mucho"- el detalle necesario para conocer "el desglose de los gastos en que incurrieron los acompañantes de los federativos".

"Puede aventurarse que los gastos de viaje de los acompañantes de determinados miembros o directivos de la RFEF eran abonados con fondos de ésta y que no estaba previsto que tales desembolsos fueran luego a ser reintegrados al patrimonio de la Federación", dice el auto.