Enero 15, 2013

Irak enloquece por la clasificación a la final en la Copa del Golfo

Pese a las bajas temperaturas, cientos de jóvenes, pertrechados con banderas del país, celebraron en Bagdad con fuegos artificiales la victoria por 4-2 en penales ante los bareiníes.

"La selección nacional siempre nos da alegrías en las peores circunstancias", dijo a Efe uno de los participantes en la celebración, Said Mohamed Abdalá, de 23 años.

En su opinión, "los políticos iraquíes deberían aprender de este equipo, tanto en su labor en el Parlamento como en el Gobierno, para poner fin al sufrimiento del pueblo".

Los ciudadanos se volcaron en el festejo pese a la crisis que vive el país, escenario de manifestaciones en las provincias de mayoría suní.

Otro joven Raad Habib, con una bandera iraquí en la mano, destacó a Efe que "la selección nacional siempre une a la gente y dibuja una sonrisa en el rostro de todos".

"Me gustaría que los políticos imitarán al equipo y abandonaran sus diferencias", indicó.

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, felicitó en un comunicado a sus compatriotas por el triunfo de la selección en el partido disputado en Rifa, Baréin.

Otras ciudades iraquíes también fueron testigo de las celebraciones, bailes y fuegos artificiales.

Tras el triunfo este martes de Irak ante Baréin en la ronda de penaltis, la selección iraquí se enfrentará en la final de la Copa del Golfo a los Emiratos Árabes Unidos (EAU) el 18 de enero .

Este equipo ha ganado en tres ocasiones anteriores este campeonato, en 1979, 1984 y 1988.

Irak suspendió su participación en el torneo como consecuencia de la Guerra del Golfo (1990), pero volvió a competir en 2004.

Se espera que la ciudad de Basora, en el sur de Irak, acoja la Copa del Golfo en el 2015.