Febrero 4, 2013

FIFA reafirma que utilizará una línea telefónica de denuncias por amaños

"Cualquier tipo de aproximación o conocimiento en relación con un potencial amaño debe ser comunicado inmediatamente por teléfono -en inglés, francés, español o alemán- o por email. Toda la información será mantenida en el anonimato y tratada con la mayor confidencialidad", señaló FIFA en el texto.

El documento, firmado por su secretario general Jerome Valcke, destaca que toda la información recibida a través de esa "línea caliente" únicamente tiene el propósito de "proteger la integridad del fútbol".
La FIFA explica igualmente que en caso de que alguien reciba o tenga conocimiento de amenazas hacia su persona u otras, "se informará a las autoridades policiales apropiadas".

"Los retos que afronta hoy el fútbol en términos de amaño de partidos no tienen precedentes. El amaño de partidos y los intentos de manipulación se presentan como una amenaza considerable para la integridad del fútbol, así como para los valores sociales, educaciones y culturales del deporte en general", añade el texto.

La FIFA reitera su política de "tolerancia cero" contra el amaño de partidos, que se ha convertido en un ámbito "cada vez más atractivo para los criminales internacionales", y considera "vital" cualquier ayuda que pueda recibir para detectar posibles casos, que pueden implicar "no sólo a jugadores".

Europol, la organización de policía europea, informó hoy de que ha destapado una red de corrupción internacional en el fútbol profesional que entre 2009 y 2011 ha generado 8 millones de euros de beneficios y en la que están implicados más de 15 países en todo el mundo.

El director de Europol, Rob Wainwright, aseguró en una conferencia de prensa en La Haya que "se han identificado más de 380 encuentros del fútbol profesional en la que ha habido prácticas sospechosas de apuestas ilegales", y que "esa amplia red criminal está controlada desde Asia".

Se ha probado la práctica de apaños en los resultados en 150 casos, en los que las operaciones fueron dirigidas desde Singapur", que afectan a partidos del Mundial, la fase eliminatoria de la Liga Europa, dos partidos de la Champions (uno jugado en Gran Bretaña) y "varios" encuentros de las ligas nacionales europeas.

Alemania, Austria, Eslovenia, Gran Bretaña, Hungría, Holanda y Turquía son los países relacionados en la red, aunque también "están bajo sospecha dos partidos clasificatorios del Mundial jugados en África y uno jugado en Centroamérica".

Temas relacionados: