Marzo 29, 2013

Policía usó gases para controlar disturbios en uno de los estadios del mundial

El estadio de la ciudad será uno de los escenarios de la Copa Confederaciones de mediados de este año y del Mundial de 2014.

Los desórdenes comenzaron cuando hinchas del club Bahía forzaron uno de los portones de acceso a la zona de la taquilla para tratar de comprar ingresos para el partido inaugural del estadio, previsto para el próximo 7 de abril, según la policía.

Ese día se celebrará un acto inaugural, en el que se espera la presencia de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y enseguida se jugará el clásico regional entre Bahía y Vitoria.

Según la Policía, los agentes intentaron poner orden en el lugar, pero ante la presión de los aficionados tuvieron que lanzar gases para dispersar a la multitud y evitar un problema mayor.

Medios locales informaron que seis personas sufrieron lesiones leves en el incidente, pero la policía manifestó que ninguno de los afectados necesitó de atención médica.

El Fonte Nova, que sustituye al antiguo estadio del mismo nombre, demolido porque no reunía las condiciones mínimas de seguridad, tiene capacidad para 50.000 espectadores y será el tercero del Mundial de 2014 en ser concluido, después del Castelão, de Fortaleza, y del Mineirão, de Belo Horizonte, ambos remodelados.

En el Arena Fonte Nova se jugarán en junio próximo tres partidos de la Copa Confederaciones y seis del Mundial de 2014.