Abril 16, 2013

“Confianza”, pidió el presidente de la CBF para continuar en el cargo hasta 2014

Marín hizo su alegato ante los 27 presidentes de las federaciones regionales de todo Brasil en la Asamblea General Ordinaria de la CBF, que tuvo lugar este martes en Río de Janeiro, según revelaron varios asistentes.

El presidente de la Federación de Bahía, Ednaldo Rodrigues, afirmó a periodistas que Marín pidió "confianza" a los asistentes, teniendo en cuenta que Brasil está "en vísperas" de organizar competiciones "importantes" como la Copa Confederaciones del próximo junio y el Mundial de 2014.

Rodríguez aseguró que Marín prometió que no se va a presentar a la reelección y que pretende continuar en el cargo hasta el final de su mandato, que termina a finales de 2014, después del Mundial.

En la reunión, los presidentes federativos aprobaron las cuentas de la CBF de 2012 de forma unánime y algunos de ellos se manifestaron para "apoyar la gestión" de Marín, según un comunicado del organismo.

Marín, que preside la CBF desde marzo de 2012, fue cuestionado por políticos, varias personalidades del mundo del fútbol y numerosos medios brasileños por sus vínculos con la dictadura y por supuestas irregularidades al frente de su gestión.

El exfutbolista y diputado Romario Faría entregó el pasado 1 de abril a la CBF un documento con más de 50.000 firmas en el que se pedía la renuncia de Marín por su papel político en la época de la dictadura militar, en los años setenta y ochenta.

Los críticos de Marín lo acusan de haber apoyado con sus discursos, cuando era diputado regional de Sao Paulo, las detenciones arbitrarias y torturas de los opositores al régimen militar.

El diario 'Folha de São Paulo' publicó este martes un reportaje en el que se acusa a Marín de irregularidades en la compra de un edificio que servirá de nueva sede para la CBF.

Según el reportaje, la CBF pagó 70 millones de reales (unos 35 millones de dólares) por un edificio que debería de haber costado 39 millones de reales (unos 19,5 millones de dólares) a precios de mercado.

La Asamblea General de la CBF, al aprobar las cuentas de la entidad, dio su beneplácito a esta operación que fue realizada el año pasado.

Temas relacionados: