Abril 17, 2013

Blatter indicó que el fútbol le está ganando el pulso al beisbol en Cuba

Consideró que la colaboración entre las autoridades políticas y deportivas de la isla podría servir como "proyecto piloto" para otras federaciones nacionales.

"El fútbol es más importante en este momento que el béisbol, y eso es importante para nosotros, para el fútbol cubano y para el pueblo cubano", aseveró Blatter en una rueda de prensa en La Habana, aunque precisó que no maneja estadísticas exactas.

El titular de la FIFA calificó de "in crescendo" la posición actual de ese deporte en Cuba -donde el béisbol es deporte nacional- después de reunirse con diferentes autoridades, dialogar con atletas y veteranos, y visitar escuelas y campos de fútbol.

Blatter, que concluye este miércoles una visita de dos días a La Habana, manifestó estar "feliz y contento" por lo visto en Cuba y recordó que el fútbol "es una escuela de la vida" y puede dar "grandes oportunidades" fuera de la cancha, en ámbitos como el de la familia, la escuela y hasta la economía.

En particular, elogió la "solidaridad" entre las autoridades del Gobierno y las del fútbol en cuanto a la formación y gastos de entrenadores y profesores, así como la inclusión de esa disciplina en los programas escolares.

Resaltó que la experiencia cubana puede ser identificada como un "proyecto piloto para todas las asociaciones nacionales pequeñas" y mencionó la posibilidad de hacer un informe al congreso de la FIFA con esa propuesta.

El presidente de la FIFA llegó ayer a Cuba acompañado del secretario general del organismo, Jérôme Valcke, y del presidente de la Concacaf, Jeffrey Webb, como parte de una gira por la región que lo ha llevado a República Dominicana y Haití, y cuyo próximo destino será Panamá.

Durante su estancia en la capital cubana, Blatter supervisó los proyectos del programa Goal de la FIFA para instalar un campo de césped artificial y renovar el estadio La Polar, los cuales deben empezar a ejecutarse en unos tres meses tras retrasos con los contratos.

Preguntado sobre los problemas de seguridad que hechos como el reciente atentado en el maratón de Boston plantean al próximo Mundial de Brasil 2014, Blatter insistió en condenar el suceso como un "ataque al deporte" pero advirtió que la seguridad es responsabilidad de los gobiernos que organizan una competición.

"No podemos hacer más", apuntó, al indicar que el asunto de la seguridad está en manos de las organizaciones policiales de los países participantes y de la Interpol.

Sobre el caso del goleador uruguayo Luis Suárez, a quien la Unidad Disciplinaria de la FIFA le abrió un expediente por agredir al chileno Gonzalo Jara en un partido de eliminatorias sudamericanas, refirió que el tema está en manos de esa comisión para ser investigado.

Por otra parte, eludió comentarios sobre las deserciones de futbolistas cubanos y sobre las recientes acusaciones contra el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, José María Marín, por vínculos con la dictadura de su país y supuestas irregularidades al frente de su gestión.

Temas relacionados: