Mayo 24, 2013

Gibraltar, nuevo integrante de la Unión Europea de Fútbol

"Gibraltar no jugará encuentros de clasificación contra España. También tenemos una situación similar con Armenia y Azerbaiyán. Siempre tratamos de arreglar las cosas adecuadamente y prever con antelación estas situaciones", señaló Platini en una rueda de prensa al término del Congreso Ordinario del organismo internacional.

La decisión de impedir que España y Gibraltar puedan encontrarse en la fase de clasificación para la Eurocopa de 2016 la tomó el Comité Ejecutivo de la UEFA una vez que el organismo había aceptado la inclusión del Peñón como miembro provisional, el pasado 1 de octubre.

La UEFA, que también ha evitado en los últimos años que las selecciones de Rusia y Georgia puedan medirse en un campo de fútbol, admitió hoy a Gibraltar como su federación asociada número 54 por mayoría absoluta.

El organismo, que en 2007 había negado la entrada a la colonia británica también por mayoría, tuvo que cumplir ahora un mandato del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) que le obligaba a aceptar la petición de entrada que cursó la Federación gibraltareña (GFA) en 1997.

Si bien desde 2001 la UEFA no estudia la aceptación de territorios que no estén reconocidos como Estados por la ONU, el caso de Gibraltar debió ser revisado dado que presentó su solicitud antes de la entrada en vigor de esa norma, que no tiene carácter retroactivo.

Además de la inclusión de Gibraltar, el congreso de la UEFA también acordó hoy que, a partir de la temporada 2015-2016, los equipos ganadores de la Liga Europa disputen la fase previa de la Liga de Campeones.

De esa forma, países como España, Inglaterra y Alemania podrían llegar a contar con cinco equipos en una misma edición de la máxima competición europea, subrayó el secretario general de la UEFA, Gianni Infantino.

Los 53 miembros del organismo aprobaron asimismo una resolución de once puntos para luchar contra el racismo en los campos de fútbol que insta a todas las federaciones a adoptar "medidas estrictas" ante incidentes de esa naturaleza.

"Cualquier jugador o miembro de un equipo que sea declarado culpable de una conducta racista debe ser suspendido durante al menos diez partidos", señala el texto aprobado en el congreso.

Si los aficionados de un club o selección nacional incurren en comportamientos racistas, la primera medida consistirá en el cierre parcial del estadio, según determina el organismo internacional en su resolución, mientras que se procederá al cierre total del campo y a imponer una sanción económica si vuelven a producirse incidentes.

El congreso de Londres confirmó por aclamación a los ocho candidatos que se habían presentado para cubrir las ocho plazas del Comité Ejecutivo de la UEFA, en el que hay representantes de Italia, Dinamarca, Eslovaquia, Chipre, Israel, Holanda, Inglaterra y Alemania.

El Comité mantuvo esta tarde su primera reunión, en la que confirmó a los cinco vicepresidentes de la UEFA durante el periodo 2013-2015.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, será uno de los vicepresidentes, junto con el turco Senes Erzik, el chipriota Marios Lefkaritis, el italiano Giancarlo Abete, y el ucraniano Grigoriy Surkis.

Temas relacionados: