Junio 19, 2013

David Beckham viajó a China para promover pasión por el fútbol

Beckham, nombrado embajador de la liga china de fútbol a principios de este año, llegó este lunes a Pekín, en su segunda visita promocional a este país en tres meses, y dos días después de la humillante derrota de la selección china que comanda el español José Antonio Camacho ante Tailandia, por un gol a cinco.

En su primer día en Pekín, el ex internacional inglés donó una camiseta del París Saint Germain, el club en el que colgó las botas, en un acto benéfico en la capital china.

También lanzó su cuenta personal en Sina Weibo, la versión china de Twitter, en la que atrajo 100.000 seguidores en apenas unas horas, y se espera que juegue varios partidos amistosos y realice entrenamientos con niños y jóvenes, como hizo en el mes de marzo.

La segunda visita del año de Beckham parece haber atraído menos atención en esta ocasión, ya que esta semana los aficionados chinos al fútbol andan enzarzados en el debate de si se debe mantener o no a Camacho en el banquillo de la selección china tras los malos resultados recientes.

El 1-5 del sábado pasado -que se produjo además el día en el que el presidente chino Xi Jinping, gran aficionado al balompié, cumplía 60 años- ha sido la espita que ha abierto la ola de críticas contra el murciano, al frente de una selección que no consiguió clasificarse para el Mundial 2014 y este año sólo ha ganado una vez.

Beckham visitará también Nankín, Shanghái y Hangzhou, y en esta ocasión estará acompañado durante parte de la gira por su esposa, la célebre cantante y modelo Victoria Beckham.