Julio 2, 2013

Colombia lloró hace 19 años la muerte de Andrés Escobar

‘El Caballero del fútbol' logró coronarse como campeón de la Copa Libertadores en 1989, Copa Interamericana un año más tarde y en 1991 como campeón del fútbol colombiano. Todos sus títulos fueron obtenidos con la camiseta de su amado, Atlético Nacional.

Dichas actuaciones le valieron para estar presente en el combinado patrio, en donde se recuerda el gol que le marcó a Inglaterra en el estadio de Wembley, el 24 de mayo de 1988 en partido amistoso.

Asimismo llegó a ser parte fundamental dentro del equipo que diseñó Francisco Maturana para el Mundial de Estados Unidos 1994, en donde el equipo tuvo el rótulo de campeón, que a la postre se terminó cayendo ante una discreta actuación que le valió la eliminación en la primera ronda.

Su muerte fue un hecho que conmocionó al país entero. Un 2 de julio de 1994, Escobar se encontraba compartiendo con sus amigos en una discoteca a las afueras de Medellín tras su regreso del evento deportivo, cuando fue increpado en el parqueadero del establecimiento por Humberto Muñoz Castro, por el autogol que marcó contra Estados Unidos en el Mundial que se celebró en ese país.

Ante el hecho, el futbolista pidió respeto y como respuesta se encontró con un ataque letal de seis disparos. La gravedad de las heridas segaron la vida de una persona ejemplar. Colombia lloró una nueva muerte.

Los encargados de reconocer el cuerpo en medicina legal fueron Mauricio ‘Chicho' Serna, René Higuita y Víctor Hugo Aristizabal.

El autor del hecho recibió una pena de 43 años, pero debido a la entrada en vigencia del nuevo Código Penal de Colombia en 2001, la condena se rebajó a 23 años, y en 2005 Muñoz pidió un beneficio extra carcelario que le permitió volver a la libertad.