Julio 24, 2013

Crisis española hace que jugadores migren al fútbol sudamericano

Miguel Ángel Portugal, que entrena al equipo campeón de Bolivia (Bolívar) desde hace un año, señaló en entrevista que el efecto de la crisis en el fútbol "quizás es más tardío pero se está empezando a notar" en los salarios de los jugadores que, según dijo, "han bajado mucho y no son lo que eran" antes.

"Evidentemente uno intenta aprovechar esas circunstancias para poder traer a algún jugador que antes no sería imaginable que viniera, pero ahora con esa crisis ocurre todo lo contrario, (es decir) que es factible", sostuvo el técnico.

Agregó que tal vez antes los futbolistas españoles no consideraron venir a Sudamérica, pero "ahora, tal como está el fútbol por Europa y más por España, pues es para pensárselo".

Precisamente la Liga boliviana recibió este año por primera vez a siete jugadores hispanos, tres de los cuales se integraron recientemente al Bolívar de Portugal.

La Academia paceña incorporó a sus filas al volante ofensivo Juan Miguel Callejón, el zaguero Edu Moya y el centrocampista José Luis Sánchez Capdevila, para disputar el torneo Apertura, que comienza este fin de semana.

Los otros cuatro españoles son los volantes Gerardo García Berodia, Félix Quero y el delantero David Mainz, que ficharon para el Wilstermann de Cochabamba, y el volante Rubén de la Cuesta Vera, del Universitario de Sucre.

Estos futbolistas no vienen de la primera división española, pero Portugal destacó que en España hay buenos jugadores "incluso en la segunda división" gracias a un proceso que tomó años pero que permitió subir el nivel de ese deporte en su país.

"España ha impreso una marca, la 'Marca España' en fútbol, que es importante, lo cual da opción a que tanto futbolistas, como entrenadores, como preparadores físicos de España tengan un valor que hace 20 años era inimaginable", sostuvo.

"Todo es consecuencia del éxito y el éxito es consecuencia del trabajo. En este sentido, ahora como español me siento orgulloso de todo lo que se ha hecho en los últimos 20 años y que ha sido beneficioso para todos", agregó Portugal.

Según el entrenador, el proceso para lograr un buen nivel no solamente en el fútbol, sino también en otras disciplinas, comenzó con los Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona en 1992, cuando "todo el deporte en España pegó un vuelco, un giro de 360 grados porque las ayudas empezaron a llegar en todos los sentidos".

Estas ayudas, que incluyeron políticas de Estado para el deporte, contribuyeron al desarrollo del fútbol, el baloncesto, el tenis y el automovilismo, entre otras disciplinas en las que España hoy es considerada parte de la "elite" mundial, señaló Portugal.

Añadió que también fue vital "la importación de ideas desde fuera", desde otros países europeos.

"Llegaron entrenadores y jugadores extranjeros que trajeron ideas, trajeron método y aunque al principio siempre es mirar con ciertos reparos porque parece que vienen a quitarte los trabajos, al final lo que vienen es a importar y a traer ideas, que siempre es positivo", aseguró.

A su juicio, el fútbol boliviano, que aún está "en desarrollo", podría tomar ese ejemplo de España, que "hace 20 o 30 años no era nada en Europa", para lograr despegar.

También destacó el trabajo de España en la reciente Copa Confederaciones, a la que los jugadores llegaron con cansancio y muchos minutos de juego acumulados tras una "dura" competición en la Liga española.

Aunque la ‘Roja' perdió en la final ante Brasil por 3-0, Portugal consideró que tiene posibilidades de reeditar el título de campeona en el Mundial 2014, pues "lleva cinco años siendo un ejemplo vivo de cómo es el fútbol casi perfecto" y cuenta con futbolistas que "todavía tienen mucho que decir".

Destacó que también se está efectuando un trabajo importante en las divisiones inferiores, con lo que se está formando una buena base "que bien puede suplir a los que ahora están".