Julio 24, 2013

Fiscalía boliviana no halló pruebas contra hinchas brasileños encarcelados

Los fiscales bolivianos que investigaron la muerte de Kevin Beltrán, de 14 años, presentaron este miércoles nuevas conclusiones sobre el caso indicando "que no existe ninguna prueba de la participación en el homicidio de los cinco detenidos", dijo el abogado de los brasileños, Miguel Blancourt, sin embargo, los detenidos podrían permanecer dos semanas más en prisión.

"No existen pruebas, en los cinco meses que lleva la investigación no se ha podido conseguir absolutamente ninguna prueba (...) Ya ha concluido la investigación, pero el juez quiere darse alguna atribución sobre la investigación, cosa que es totalmente irregular", lamentó el jurista.

Kevin Beltrán murió el pasado 20 de febrero en el estadio Jesús Bermúdez, de Oruro, al impactar en su rostro una bengala lanzada desde la tribuna ocupada por la barra del Corinthians, que ese día se enfrentó al San José en un partido de la Copa Libertadores.

Doce aficionados brasileños fueron detenidos entonces y encarcelados en un penal de Oruro, dos de ellos acusados por la Fiscalía boliviana de homicidio y otros diez por complicidad.

Siete de los acusados fueron liberados en junio pasado, mientras que los cinco restantes permanecieron detenidos porque las pericias iniciales establecieron que tenían alguna responsabilidad en el caso, si bien las nuevas investigaciones señalan que no es así.

Se esperaba que los cinco brasileños fueran liberados este miércoles, pero el juez Julio Guarachi indicó a la radio Erbol que deberán permanecer detenidos para aguardar "las posibles impugnaciones que pueden hacer las víctimas" en los próximos quince días, según lo dispuesto en una reciente resolución del Tribunal Constitucional.

Desde que fueron detenidos en febrero pasado, los doce hinchas del Corinthians han sostenido que son inocentes, más aún después de que un joven brasileño de 17 años declaró a la Justicia de su país haber sido el autor del lanzamiento de la bengala en el estadio.

Durante este tiempo, el Gobierno y el Parlamento de Brasil han pedido con insistencia, con visitas a Bolivia, que la Justicia boliviana acelere las investigaciones para aclarar el caso.

Temas relacionados: