Agosto 14, 2013

Brasil sigue su contrarreloj para el Mundial de fútbol 2014

"No hay margen de error en cuanto a las obras en los aeropuertos del Mundial", advirtió José Wilson Massa, un asesor en administración de aeropuertos. "Nada puede fallar ahora".

Brasil realiza mejoras en los aeropuertos de las 12 ciudades que albergarán partidos del Mundial, pero en algunos casos los trabajos comenzaron apenas este año.

El país no tiene un sistema de trenes y casi todos los viajes entre sedes se realizarán por aire. Incluso antes que Brasil ganar las sedes del Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, era evidente que el país tenía que mejorar los aeropuertos para lidiar con la demanda de un país con una economía pujante.

"Brasil tenía que empezar a mejorar su infraestructura hace 10 años", comentó Nicolau Gualda, un experto en transportación y profesor de la Universidad de Sao Paulo. "Y no sólo en los aeropuertos. El problema de transportación en Brasil existe desde hace tiempo, y se tenía que hacer algo desde antes del Mundial".

El gobierno reconoce que hay algunos problemas, pero asegura que le presta cuidadosa atención para asegurar que se cumplan con los cronogramas, y confía en que todo estará listo a tiempo.

Sin embargo, las fechas límites para completar las obras ya fueron aplazadas en varios aeropuertos. En casi todos, no se espera que las remodelaciones estén listas antes de marzo, apenas tres meses antes del inicio del torneo, y en algunos casos, la meta es mayo.

El cronograma luce especialmente mal en la ciudad de Natal, en el noreste del país, donde el contrato entre el gobierno y un consorcio que administra el aeropuerto señala que el proyecto no tiene que estar listo hasta después de la Copa del Mundo, mientras el portal del gobierno que supervisa las obras dice que debe estar terminado en junio. El consorcio, sin embargo, asegura que completará la obra en abril.

Según Infraero, la agencia estatal que administra la mayoría de los aeropuertos brasileños, algunos proyectos en Cuiabß, Belo Horizonte, Fortaleza, Salvador y Río de Janeiro apenas estaban al 30% en junio, un año antes que arranque el Mundial. Las obras en los terminales en Curitiba y Salvador comenzaron apenas este año.

El portal del gobierno señala que hasta ahora sólo se han usado 600 de los 3.000 millones de dólares asignados por el gobierno para los 30 proyectos en los aeropuertos.

El gobierno indicó en un comunicado enviado a la AP que el secretario de aviación civil "intensificó la supervisión de las obras en los aeropuertos de las ciudades sedes".

"Los ingenieros están realizando visitas constantes a los lugares de las obras, para identificar los problemas y obstáculos que podrían impedir su progresión", agregó.

Infraero destacó que "se están haciendo todos los esfuerzos posibles" para asegurar que los aeropuertos est?n listos para la Copa del Mundo, y afirmó que "la mayorías de las obras... ya comenzaron".

Se espera que unos 600.000 visitantes extranjeros lleguen al país para el Mundial, sumados a los cerca de tres millones de brasileños que viajarían durante el torneo.

El comité organizador del Mundial rehusó comentar sobre la situación de los aeropuertos, al señalar que se trata de la responsabilidad del gobierno local.

Temas relacionados: