Agosto 18, 2013

Afganistán acoge el primer partido internacional de fútbol en una década

El partido amistoso se celebrará en el estadio que posee la Federación Afgana de Fútbol (AFF, en sus siglas en inglés) en Kabul, según afirmó el director de este organismo, Mohamed Alí Jawad, quien se mostró muy optimista sobre el desarrollo del partido. 

"Tenemos jugadores que vienen de Alemania, Francia y otros países europeos, lo que nos transmite la esperanza de que ganaremos el partido", explicó el director de la AFF, quien no dejó escapar las importantes connotaciones políticas que tiene el encuentro.

"Espero que este partido mejore las relaciones deportivas entre los dos países, al tiempo que muestre a los líderes de Pakistán y Afganistán un mejor modo de mantener en el futuro relaciones políticas", sentenció Jawad.

Islamabad es clave en las negociaciones de paz afganas, pues tanto Kabul como la comunidad internacional han acusado a Pakistán de albergar en zonas fronterizas a facciones talibanes y a grupos afines a Al Qaeda que operan a ambos lados de la frontera.

El último partido internacional en Afganistán se celebró en 2003 y enfrentó a la selección afgana contra la de Turkmenistán.

El encuentro del martes dará el pistoletazo de salida a una semana muy importante para el fútbol en el país asiático, pues dos días después comenzará la segunda edición de la liga de fútbol de Afganistán.

La primera edición arrancó en septiembre de 2012 con el objetivo de cimentar a través del deporte un sentimiento de unidad nacional en un país asolado por la guerra y las divisiones étnicas.

Hasta la caída del régimen talibán en 2001, el fútbol era el único deporte que se practicaba oficialmente en Afganistán, aunque los estadios también eran usados por los integristas para juicios públicos frente a decenas de miles de personas.

Pese a la miseria general y el estado de guerra permanente, los afganos urbanos dan sobradas muestras de su amor por este deporte, y en la capital es habitual ver signos de identificación de clubes internacionales, como el Real Madrid y el Barcelona.