Noviembre 4, 2013

Argentina enfrenta a México y Nigeria a Suecia ¿Cuál será la final del Mundial Sub-17?

Argentina no alcanza esta etapa desde la edición de Finlandia 2003 (perdió en la prórroga ante España 2-3 con un gol del barcelonista Cesc Fábregas) y es una ronda que se ha convertido en un muro para la albiceleste, por cuanto con anterioridad cayó otras tres veces en semifinales.

Por ello, el conjunto que dirige Humberto Grondona quiere hacer historia en Emiratos Árabes, aunque para ello debe destronar a México, que está defendiendo el título obtenido en casa en 2011 con uñas y dientes tras el decepcionante inicio con la goleada encajada ante Nigeria.

Argentina comenzó también con un inesperado empate ante Irán, pero a partir de entonces ha ganado todos sus encuentros, en los que ha hecho gala de seriedad atrás y pegada en ataque, como en octavos ante Túnez y en cuartos ante la poderosa Costa de Marfil.

El 'tri', con una trayectoria muy parecida, se desembarazó en cuartos de la considerada gran aspirante al título, Brasil, que hasta entonces casi se había paseado por el torneo.

México tuvo cuajo y acierto para superar a la canarinha en la tanda de penaltis, en la que emergió el guardameta Raúl Gudiño, al salvar dos lanzamientos.

"Somos una generación diferente. Pero estábamos motivados cuando vinimos para acá. No sentíamos necesariamente esa responsabilidad (defender el título), sino más bien el prestigio de que nuestro país había ganado el título y teníamos que dar lo máximo para defenderlo", explicó el propio Gudiño, quien aseveró que son "una nueva selección" y van a intentar escribir su "propia historia".

Raúl Gutiérrez ha formado un bloque del que está muy orgulloso, porque han demostrado el "carácter y personalidad" necesarios para progresar en un torneo como este, y más tras caer por 6-1 en su primer encuentro.

Argentina no podrá contar con Matías Sánchez y Rodrigo Moreira, autor del segundo gol ante los marfileños, por acumulación de amonestaciones.

Nigeria, tricampeona de la categoría, se ha mostrado intratable en este Mundial salvo, precisamente, el partido de la fase de grupos ante los suecos, ante los que empató a tres.

El conjunto africano es el único, junto a Argentina, que ha alcanzado las semifinales sin perder partido alguno, ya que tras superar el grupo inicial solventó con autoridad los siguientes partidos frente a Eslovaquia y Uruguay.

Una de las claves del encuentro será cómo consigue frenar Suecia el poderoso ataque nigeriano, así como saber si el conjunto nórdico mantiene el equilibrio y su efectividad en ataque, la que le permitió pasar a octavos como uno de los mejores terceros y luego deshacerse de Japón y Honduras, ante la que tuvo que remontar un gol adverso.

Roland Larsson, seleccionador sueco, quien reconoció que el objetivo antes de partir a Emiratos Árabes era alcanzar los octavos, dispone de una peligrosa pareja atacante con Elias Andersson y Gustav Engvall, así como del desequilibrante Valmir Berisha.

En cambio, no podrá contar con el centrocampista Viktor Nordin por acumulación de tarjetas amarillas, aunque Nigeria también pierde por el mismo motivo a uno de sus titulares, Akinjide Idowu, tras ver dos cartulinas en el encuentro frente a Uruguay.

Temas relacionados: