Noviembre 26, 2013

FIFPro viajará a Catar para pedir respeto a derechos humanos y de jugadores

Según informó FIFPro en su web, el sindicato estará representado en Catar por el miembro de su consejo Mads Oland, acompañado de representantes de la Confederación Internacional de Sindicatos, para comunicar que su principal preocupación deben ser los jugadores, sin descuidar otros problemas como el del futbolista francés Zahir Belounis, que no puede abandonar el país tras mantener un contencioso con su club. 

Entre las peticiones que el sindicato hará a sus interlocutores en Catar se incluye que se respeten los derechos humanos de los futbolistas; que se cumplan los estándares de FIFA dentro de la liga profesional catarí, tanto en los contratos como en la resolución de disputas, y que se establezca una asociación independiente de jugadores.

Tras reiterar su "seria preocupación" por la posible violación de derechos humanos en la construcción de los estadios del Mundial, FIFPro aseguró que trabaja para ayudar al jugador Zahir Belounis, caso que califica de "deplorable" y que confirma que los futbolistas extranjeros no pueden tener la seguridad de que se respeten sus derechos en casos de contenciosos con sus clubes en Catar.

Zahir Belounis no puede abandonar Catar ya que mantiene un contencioso con el equipo en el que jugaba y, según el sistema de visado para salir del país, necesita un permiso de su empleador incluso aunque la relación laboral haya finalizado.

FIFPro consideró que este sistema "causa gran injusticia", ya que los clubes, como condición para garantizar el visado de salida, pueden demandar al jugador que retire su reclamación al club aunque éste haya dado por terminada la relación laboral de forma unilateral.

Hace unos días trascendió que el jugador Zahir Belounis envió una carta a Zinedine Zidane y Pep Guardiola en la que les pedía ayuda por su condición de embajadores de la candidatura de Catar 2022 y les explicaba que desde junio de 2012 el club en el que jugaba se niega a darle el visado necesario para abandonar el país.

El futbolista franco-argelino relató en su carta que necesita un documento especial que sólo existe en Catar y Arabia Saudí para regresar a su casa y también que no es el único que se encuentra en esa situación, ya que muchos trabajadores que van a construir los estadios del Mundial sufren el mismo problema.