Diciembre 10, 2013

PSV Eindhoven de Santiago Arias se jugará su última carta ante Chornomorest

Ambos clubes no han hecho los deberes antes de tiempo y tendrán que cumplir con sus aficionados en su último duelo. De momento, ya sellaron su pase Valencia, Sevilla, Betis, Fiorentina, Lazio, Tottenham, Eintracht de Frankfurt, Olympique de Lyon, Rubin Kazan, Anzhi, AZ Alkmaar, Salzburgo, Dnipro, Genk, PAOK de Salónica, Trabzonspor, Ludogorets y Esbjerg.

Ocupan dieciocho plazas de las 24 que están en juego. Otros ocho equipos se unirán desde la Liga de Campeones. Pero, mientras éstos llegan, Dinamo de Kiev y PSV se la jugarán en el último partido.

Los ucranianos ocupan la segunda plaza del grupo G, donde el Genk selló la pasada jornada el liderato. Sólo aspira al segundo puesto, que se jugará con el Rapid de Viena austríaco. El NSK Olimpiysky de Kiev enfrentará a ambos clubes en un duelo a vida o muerte. El empate, bastará al Dinamo para seguir en la competición.

Casi en la misma situación se encuentra el PSV. No es exactamente igual, pero se parece. También es segundo, no puede acceder al liderato del grupo B, en poder del Ludogorets, y está empatado a puntos con el Chornomorets, al que recibe en su estadio. Necesita el empate o la victoria, como el Dinamo de Kiev, para continuar con vida.

En el grupo B hay otra plaza en juego que casi posee en propiedad el Swansea. Con el Valencia primero sin posibilidad de cambios, el bloque de Michael Laudrup visitará al St. Gallen suizo con una ventaja de tres puntos sobre el Kuban Krasnodar, que juega en Mestalla. Galeses y rusos empatan en el cómputo goleador particular, pero el Swansea tiene tres dianas más en el general. El Kuban, necesita un milagro.

Sin definir también está el grupo D, donde sólo se ha clasificado el Rubin Kazan. Nadie le puede alcanzar y hasta tres equipos luchan por la segunda plaza, que de momento es del Zulte Waregem. Los belgas tienen una renta de dos puntos con el Wigan y de tres con el Maribor. Zulte-Rubin Kazan y Maribor-Wigan serán los enfrentamientos de una última jornada de infarto.

En el F, el Apoel necesita un milagro para alcanzar al Maccabi de Tel Aviv. Los israelíes son segundos, por detrás del Eintracht de Frankfurt, ya inalcanzable. Sin embargo, tiene el billete a dieciseisavos casi garantizado. Con el cómputo goleador particular empatado, con una diferencia de cuatro tantos en el general y tres puntos de ventaja sobre el Apoel, no debería sufrir ningún susto.

Mientras, en el H, el Sevilla, que luchará por el liderato con el Friburgo, será el invitado tranquilo del sufrimiento de los alemanes. Empatados a puntos con los checos del Slovan Liberec, se jugarán ante los andaluces y en su estadio la clasificación.

En el resto de grupos hay cosas menores en juego. En el C, Salzburgo y Esbjerg, se disputarán el primer puesto; lo mismo ocurrirá en el E con el Fiorentina y el Dnipro ucraniano de Juande Ramos; también en el I, entre Olympique de Lyon y Betis; más de lo mismo en el J, con Tranzonspopr y Lazio; y en el L, donde AZ Alkmaar y PAOK de Salónica lucharán por el liderato. El único grupo sin nada por disputar es el K. El Tottenham será primero y el Anzhi segundo.