Febrero 13, 2014

De campeón Sudamericano con Selección Colombia a 'Helenita Vargas' en 'Yo me Llamo'

Vea acá la presentación de Marín como Helenita Vargas (cantante caleña de música popular que falleció en el año 2011)

"Yo soy un exfutbolista de selecciones Colombia menores que ahora está luchando con este asunto de la música", fueron las palabras con las que se presentó Marín para "Yo me Llamo".

Marín hizo parte de una generación de futbolistas de Colombia prejuvenil, liderada por el técnico Germán ‘Basílico' Gonzalez, en la que jugaron también Ricardo Ciciliano, Jorge Bolaño, Luis Carlos Oliveros, Alexander Posada y Javier Díaz, entre otros.

De la mano de ‘Basílico', el seleccionado Sub-17 se coronó campeón Sudamericano en Colombia (el torneo se disputó en las ciudades de Armenia, Tuluá y Pereira) y clasificó para el Mundial de la categoría realizado en Japón.

En aquel Sudamericano apareció con la selección de Brasil un jovencito que pocos años después descrestaría al planeta fútbol con sus gambetas y poder goleador: Ronaldo.

Pero si para Ronaldo la carrera futbolística fue larga y prolífera, el sueño balompédico de Marín duraría muy poco. "Jugué fútbol hasta los 20 años cuando tuve una lesión y me tocó buscar trabajo. Fue un momento difícil porque uno cree que sólo va a vivir para el fútbol, pero apareció la música y mi esposa, quien me conoció con una cobijita y ahora tenemos una casa y tres hijos espectaculares", le contó entre lágrimas Marín a la reportera de "Yo me Llamo", Sandra Posada.

Para el ex lateral de la Selección, el haberse presentado al programa del Canal Caracol tiene un fin muy especial. "Ojalá que Dios me permita hacer una perfecta imitación de este personaje al que amo y poderle ayudar a mi mamá. Esa sería la alegría más grande para mí en este momento. Es muy complicado para un hijo saber que la mamá está viviendo en una invasión. Todos estamos luchando para sacarla de allá", confesó.

Marín ahora espera conquistar a la teleaudiencia colombiana con su faceta de imitador y alcanzar la gloria que las lesiones le robaron en el fútbol.