Julio 18, 2014

Alemania-Argentina sería el encuentro de despedida de Philipp Lahm

"Le debemos una despedida superior a Philipp tras sus diez años en la selección", apuntó el presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach, poco después de anunciar el propio Lahm su retirada del conjunto nacional.

Niersbarch dijo que la decisión del jugador lo dejó un poco triste, para añadir que quiere que ese encuentro, que será el número 114 como internacional de Lahm, sirva de homenaje al capitán.

El partido, que había sido pactado con anterioridad, se disputará en Düsseldorf y será el primero de la selección de Joachim Löw tras la final del Mundial en el estadio Maracaná que dio a Alemania su cuarta Copa del Mundo -después de las de 1954, 1974 y 1990-, con un gol de Mario Götze.

La fiesta de la selección, el martes, en Berlín, quedó algo empañada con una coreografía de un grupo de internacionales, entre ellos Miroslav Klose, Tony Kroos y el propio Götze, bailando la llamada "danza del gaucho" ante los 400.000 seguidores concentrados ante la Puerta de Brandemburgo.

En ella aparecían cantando: "Así andan los gauchos (agachados) y así andan los alemanes (saltando victoriosos)"; lo que generó mucha polémica en Argentina, donde se interpretó como una burla al derrotado.

El propio Niersbach tuvo que salir al paso y lamentó lo que calificó de malentendido y aseguró que no hubo ninguna intención despectiva, mientras anunció una conversación con su homólogo argentino, Julio Grondona, para aclarárselo.

Lahm, capitán asimismo del Bayern Múnich, anunció el fin de su carrera como internacional, una decisión inesperada que cayó como una bomba en Alemania.

"A lo largo de la temporada pasada llegué a la decisión de dejar la selección después del Mundial", dijo Lahm en declaraciones publicadas por la web de la DFB.

Lahm agregó que esa decisión se la comunicó ya el lunes al seleccionador Löw y este viernes al presidente de la DFB.

"Estoy feliz y agradecido de que el fin de la mi carrera internacional coincida con el triunfo en el Mundial", dijo Lahm.

En declaraciones a la página web de la revista "Sport Bild", Lahm subrayó que deja la selección en total armonía.

Niersbach, por su parte, explicó que al hablar con Lahm se dio cuenta de que no tenía sentido tratar de que reconsiderara su decisión. "Me di cuenta muy rápido de que era imposible que reconsiderara su decisión. En diez años con la selección no sólo fue un gran jugador, sino también un ejemplo para los demás", dijo Niersbach en un comunicado.

La propia canciller Angela Merkel expresó, en un encuentro con los medios, su respeto por Lahm, al que agradeció los servicios prestados a la selección y celebró el que haya podido terminar su carrera como campeón del mundo.

Lahm abandona la selección en lo más alto, con 30 años, y tras ganar la Copa del Mundo en Maracaná.

Fue el tercer Mundial para el jugador, tras el de 2006 en Alemania y el de 2010 en Sudáfrica ya como capitán.

En total, Lahm jugó 113 partidos internacionales, al comienzo como lateral izquierdo, luego como lateral derecho y en los últimos meses disputó también en algunos encuentros como volante.

Temas relacionados: