Octubre 20, 2014

El estadio del Shakhtar Donetsk fue atacado luego de bombardeo

"Demandamos a todos los participantes en los combates que renuncien a la escala de tensión y entablen negociaciones de paz. Dejar de destruir nuestra ciudad. La gente y la historia no os perdonarán", señala el comunicado del club.

La nota recuerda que el estadio del Shakhtar, que acogió varios partidos de la Eurocopa 2012, volvió a sufrir graves daños este lunes, especialmente su fachada occidental.

"La destrucción de las ciudades y de la población civil son crímenes terribles por los que todos los culpables serán castigados", denuncia.

Y recuerda que el bombardeo del estadio coincidió con el reparto en la zona occidental del estadio de alimentos y productos de higiene entre los niños de la ciudad, campaña organizada por el presidente y dueño del club, el magnate Rinat Ajmétov.

"Es un milagro que nadie resultara herido", añade el comunicado del club, cuyo presidente es enemigo público de los separatistas prorrusos, que se proponen expropiar sus empresas.

La administración del estadio aconsejó a la población que no se acerque a las instalaciones en su parte norte, este y oeste, ya que "no es seguro".

Debido al conflicto, el Shakhtar Donetsk disputa desde marzo pasado sus partidos como local en un pequeño estadio de Kiev, hogar de su máximo rival, el Dinamo.

Esto no le impidió proclamarse la temporada pasada campeón de la liga, aunque actualmente el Shakhtar es tercero a cuatro puntos del líder, el Dnipró.

Este martes, los "mineros" disputan en Bielorrusia ante el BATE un partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga de Campeones.