Octubre 29, 2014

Muere de cáncer el técnico sueco Klas Ingesson

Ingesson, de 46 años y que formó parte de la selección sueca que fue tercera en el Mundial'94, había anunciado hace unas semanas que el próximo año no seguiría entrenando al Elfsborg, uno de los equipos punteros en Suecia, por su enfermedad.

El exjugador del Gotemburgo, PSV, Bari, Bologna y Marsella había sido la sensación esta temporada en la liga sueca por su decisión de aceptar la oferta del Elfsborg pese a su deteriorado estado físico.

Ingesson, que padecía un mieloma múltiple, un tipo de cáncer de sangre incurable, tuvo que recurrir a un andador en los primeros partidos por culpa de la osteoporosis.

Pero tras sufrir varias fracturas por caídas acabó dirigiendo al equipo en silla de ruedas.

Conocido en su época de jugador por su bravura y su entrega, la sinceridad de Ingesson a la hora de hablar de su enfermedad conmovió al fútbol sueco, lo que se tradujo en homenajes espontáneos de las hinchadas rivales cuando su equipo jugaba allí.

A Ingesson le detectaron por primera vez el mal en 2008 y dos años después, recuperado físicamente, aceptó una oferta para entrenar al filial del Elfsborg, pero recayó hace un año y medio y tuvo que ser sometido a un trasplante de células madre.

Pese a su condición física y después de la salida del técnico anterior, la directiva le propuso entrenar al primer equipo por su buen trabajo con la cantera y su capacidad de liderazgo y de motivación, una oferta que aceptó tras vencer las dudas iniciales.

Cuando el Elfsborg jugó este domingo su último partido de liga en casa, los jugadores portaron camisetas de homenaje a su entrenador, que ya no pudo acudir al estadio por su deterioro físico.

El Elfsborg anunció que homenajeará este miércoles a Ingesson con un minuto de silencio al mediodía en su estadio, el Borås Arena.