Diciembre 17, 2014

Formar personas antes que futbolistas, el secreto de las mejores canteras

Ésta fue la principal conclusión de unas conferencias sobre "El futuro del fútbol", organizadas por el Sporting de Lisboa en la capital lusa y que durante los últimos dos días reunieron a representantes de estos equipos para reflexionar sobre los retos en materia de formación.

El colombo argentino Carlos Fernando Navarro Montoya, apodado ‘El Mono' durante su época como portero y representante en este encuentro del Boca Juniors, defendió que entre los jóvenes jugadores hay que fomentar los valores éticos y morales al mismo tiempo que se atiende a su desarrollo deportivo.

Actualmente responsable de las categorías inferiores ‘xeneizes', Montoya criticó a los clubes que se centran en las victorias de sus canteras e insistió en que la clave "no es ganar, sino formar".

El exguardameta de clubes como Vélez, Tenerife, Mérida o Independiente, entre otros, aseguró que en Boca se procura poner a disposición de los jóvenes "las mejores herramientas" para que puedan afrontar los desafíos de un deporte cada vez más competitivo, pero sin descuidar su formación como personas.

De hecho, recordó que sólo llegan a las ligas profesionales entre un 2 y un 5 % de los canteranos, por lo que el aprendizaje "no termina en el entrenamiento".

El desarrollo personal también fue un aspecto destacado por Ruben Jongkind, uno de los dirigentes de las categorías inferiores del Ajax holandés.

La estrategia del club se centra en el desarrollo a largo plazo y da una importancia primordial a los entrenadores, que ejercen al mismo tiempo de mentores, acompañando a los jugadores desde la escuela y hasta el primer equipo.

Actualmente la cantera del gigante de Ámsterdam está dirigida por antiguas glorias del club, como Dennis Bergkamp, Mark Overmars o Frank de Boer.

Jongkingd defendió una atención individual a los jóvenes canteranos, sobre todo en un mercado global como el de hoy en día, y lamentó la pérdida de la cultura del fútbol "de calle".

Esta opinión fue compartida por Aurélio Pereira, portavoz del Sporting de Lisboa y ojeador responsable de descubrir a Cristiano Ronaldo en Madeira y recomendar su fichaje por los ‘leones' cuando sólo tenía once años.

Pereira reconoció echar de menos más "fútbol de calle", donde se juega con una "creatividad ingenua e inocente", espíritu que es más difícil de encontrar por la presión a la que son sometidos los jóvenes desde edades tempranas.

Proporcionar bases sólidas a los jugadores para prepararlos tanto a nivel profesional como personal es clave en su opinión, y citó el caso del delantero Mario Balotelli, protagonista de varios actos de indisciplina, como ejemplo a evitar.

Desde el Anderlecth belga, Jean Kindermans consideró la cantera como el elemento diferenciador para clubes como el suyo, que disputa un campeonato con menos peso que otros rivales europeos y con un menor poder económico.

"Intentamos no formar campeones, sino jugadores capaces de enfrentar cualquier desafío", precisó.

Temas relacionados: